El ciruelo

El ciruelo
Para ello es necesario, sin embargo, que las ciruelas sean hervidas. He aquí una receta recomendable: Cortar las ciruelas secas. Abrirlas. Sacar el hueso. Ponerlas en maceración en agua. Luego hacerlas cocer con mucha agua cerca de 3 horas, cambiando el líquido tres veces durante la operación (añadiendo cada vez agua hirviendo). De este modo se obtienen ciruelas casi completamente privadas de azúcar y de ácidos.

Dejar un comentario

Tu comentario