AEROFAGIA

AEROFAGIA
Una molestia cada vez más difundida, y en relación directa con la tensión nerviosa (al igual que la gastritis, la úlcera y otros trastornos estomacales) es la acrofagia, que aunque no es intrínsecamente grave, puede llegar a resultar muy molesta.
Comer pausadamente, masticando bien, y evitar las bebidas gaseosas y las comidas muy feculentas, es la primera medida contra este trastorno. Si se mastica poco y se traga muy de prisa, es fácil que el bolo alimenticio arrastre hasta el estómago cantidades considerables de aire, produciendo la molesta hinchazón («aerofagia» significa, literalmente, «comer aire»).

Dejar un comentario

Tu comentario