Tratamientos Insomnio

No es conveniente acostarse inmediatamente después de cenar, ya que la posición tumbada no es idónea para la digestión. Lo ideal es dar un paseo después de cenar, pues de este modo se facilita la digestión y, por otra parte, la ligera fatiga muscular favorece el sueño.
La generalizada costumbre de leer en la cania después de cenar es perjudicial tanto para la vista como para la digestión y el sueño.
Si a pesar de observar lodos los requisitos previos a un buen sueño, este no llega o larda más de lo debido, la causa será probablemente la tensión nerviosa por lo que conviene recurrir a alguna sencilla técnica de relajación. Ir aflojando conscientemente todos los músculos del cuerpo, empezando por los de los pies y las piernas y acabando por los de la cara, a la vez que se respira de forma profunda y pausada, con los ojos cerrados, es la técnica más sencilla y eficaz.

Dejar un comentario

Tu comentario