Artritis tratamientos

La artritis puede ser también de origen infeccioso. Si en el organismo hay un foco de infección (por ejemplo una muela), ésta puede pasar al torrente sanguíneo y enclavarse en una articulación. El organismo intenta combatirla segregando calcio, con lo que la articulación se endurece y pierde movilidad, a veces con deformaciones evidentes, lo cual viene a sumarse a la inflamación debida a la infección. En un caso así hay que eliminar el foco infeccioso antes que nada.

Dejar un comentario

Tu comentario