Remedios naturales

El botiquín Casero
Incorpora plantas y remedios naturales para curar las dolencias más comunes.
Probablemente, muchos productos de tu despensa pueden aliviar algunas de las dolencias leves que en ocasiones padecemos. Así, para suavizar la garganta tomamos agua caliente con limón y miel y para facilitar la digestión, una manzanilla.
En el jardín, la terraza o en el interior de tu casa también puedes cultivar algunas plantas que te servirán para aliviar determinadas molestias. Por ejemplo, una planta de aloe vera resulta muy eficaz en el caso de quemaduras solares.
Sin embargo, hay otros remedios naturales, como jarabes, tinturas, pomadas o las propias plantas, que necesitan ser almacenadas con cierto orden. Por ello, conviene elaborar un listado con las enfermedades más comunes y buscar aquellos remedios naturales que, habitualmente, no tienes a mano, pero que pueden ser de gran ayuda. Así que, además de los habituales termómetro, tijeras, vendas o alcohol de cual-quier botiquín casero, en el caso del botiquín natural debes conservar las plantas secas, o los productos que has elaborado con ellas, en recipientes de cristal oscuro. Etiquétalos con el nombre de la planta o de la composición de la crema o aceite, así como con las propiedades y la fecha.

Dejar un comentario

Tu comentario