Amaranto en la mesa

Amaranto en la mesa
Son muchas las formas de preparar el amaranto. Una de sus principales propiedades es que revienta en condiciones muy calientes, al igual que el maíz pisingallo.
Así, puede elaborarse un divertido y nutritivo alimento para los chicos.
Se puede usar la hoja fresca y seca, el grano seco molido, el grano seco reventado y distintas combinaciones. En México se prepara un plato de la tradición azteca llamado “alegría” mezclando amaranto, miel y caña de azúcar.
Aunque no tiene gluten y no es pani-
ficable, el amaranto se puede incorporar a la harina de trigo para panificación y repostería.
En realidad, cualquier harina puede ser enriquecida con amaranto, a fin de elevar sus propiedades nutricionales.
El amaranto se puede emplear en sopas (grano y harina), tortas, galletitas, panes (harina, grano entero, grano reventado) y cereal para el desayuno (entero, reventado o germinado y molido).
Con sus hojas se pueden hacer ensaladas. En estos casos, es recomendable hervirlo previamente, ya que las hojas pueden contener altos niveles de oxala-tos y nitratos.

Dejar un comentario

Tu comentario