Los componentes de una planta medicinal

Los componentes de una planta medicinal.
Hoy en día sabemos que la mayoría de las plantas medicinales contienen centenares de componentes. Algunos de ellos son bien conocidos, y muchos no lo son todavía. Esos componentes pertenecen a tres categorías:
– los principios activos,
– los agentes de reabsorción
– los agentes complementarios.
Los agentes de reabsorción, así como los complementarios, controlan el paso de los principios activos por los puntos de entrada que son la mucosa de la boca, del estómago y del intestino. Cuando una sustancia activa es mal tolerada, esos agentes reguladores frenan el proceso. Por
al contrario si la sustancia es bien tolerada activan la reabsorcion. Eso explica por que las plantas medicinales, por regla general, no provocan nunca efectos secundarios molestos, a condicion de que se preserven los componentes en su composición natural.
Según la planta estudiada, se ha comprobado que las sustancias activas se almacenan en diferentes partes del vegetal, a saber:
• en las sumidades floridas: manzanilla, lavanda, romero.
• en las hojas: menta, romero, abedul blanco.
• en la parte superior (la planta entera, excepto la raíz): corazoncillo (o hierba de las heridas), cola de caballo.
• en la raíz: árnica (protegida), hinojo (sólo anual), rábano blanco.
• en el bulbo: ajo, cebolla.
• en el fruto: cinorrodon, espino blanco.
• en el grano: anís, hinojo, comino.
• en la corteza: sauce blanco, abedul blanco.
El momento de la recolección o de la cosecha depende de las partes de la planta que serán utilizadas. Las partes superiores acumulan su contenido óptimo de componentes poco antes o justo en el momento de la foración. En cuanto a las raices, el momento más favorable se sitúa sea en primavera (antes de que comience el crecimiento intenso), sea en otoño, después de la maduración de las semillas, cuando la planta lleva todos sus componentes en las partes que se hallan bajo tierra.
Es muy importante para la eficacia de una planta medicinal que conserve la totalidad de sus componentes como se encuentran en estado natural, puesto que, como hemos visto, los agentes de reabsorción y los complementarios participan claramente en la acción de las sustancias beneficiosas. La integridad de los componentes naturales de una planta hace pensar un poco en las múltiples sonoridades armoniosas de una orquesta. Vista la asombrosa variedad que tiene el mundo vegetal, y el de las plantas medicinales en particular, su esquema de clasificación se basa en la conformación así como en las propiedades de cada una. La variedad de los componentes encuentra su expresión en una gran riqueza de aplicaciones terapéuticas.

Dejar un comentario

Tu comentario