Plantas para las inhalaciones

Inhalaciones.

El modo más directo de absorción consiste en respirar los vahos de plantas de esencias beneficiosas: manzanilla, romero, lavanda, eucalipto. Así es cómo los principios activos son llevados hacia los puntos sensibles: cavidad rinofaríngea, bronquios y pulmones. A resultas de esta acción, las secreciones se liberan, las mucosas se descongestionan, la tos se calma y la respiración se vuelve normal.
En este campo especial de las inhalaciones -situado en los límites entre la fitoterapia y la aromaterapia- es donde se buscan y explotan las virtudes terapéuticas de nuestras sensaciones olfativas.

Dejar un comentario

Tu comentario