¿Puedo mezclar hierbas y fármacos?

¿Puedo mezclar hierbas y fármacos?
Conozca las combinaciones que no deben realizarse
El “boom” de la fitoterapia ya ha llegado a España: cada vez son más quienes se deciden a usar alguna hierba para resolver sus problemas de salud, al saberlas efectivas y sin efectos secundarios. Pero
deben tener cuidado si siguen tomando fármacos convencionales, ya que pueden surgir interacciones que les causen más perjuicios que beneficios. Conozca las combinaciones que no conviene realizar:

SI TOMA EVITE LOS FÁRMACOS PORQUE
Hipérico (para la depresión). Antidepresivos, tetraciclinas (para el acné) y antiinflamato­rios tipo Feldene. Junto a los primeros, eleva la serotonina hasta causar mareo y dolor de cabeza. Con los otros, aumenta la fotosensibilidad.
Ginseng (para el bienestar general y aumen­tar la energía). Que contengan estrógenos (incluida la pildora anticoncepti­va) o corticosteroides (prescritos para artritis reumatoide y lupus). Tomado con los primeros, aumenta los efec­tos de los estrógenos, causando hemorragia vaginal o dolor mamario, mientras que con los segundos realza sus efectos.
Kava (para la ansiedad y el insomnio). Contra la ansiedad, tipo Xanax. Puede causar desorientación extrema y deprimir el sistema nervioso central.
Regaliz (para el asma y las úlceras). Diuréticos tiazídicos, empleados contra la hipertensión arterial. Reduce el potasio del organismo, pudiendo provocar arritmias y parada cardiaca.
Ajo (contra los resfriados). Vasoconstrictores. La acción conjunta puede causar proble­mas de coágulos.
Aloe vera
(como laxante).
Los laxantes que se expenden sin receta. Una dosis doble de laxante puede eliminar la medicación del organismo antes de que haga efecto.
Efedra (para perder peso). Teofilina (para tratar el asma), antidepresivos tricíclicos o tetracíclicos y cafeína. Se incrementa la presión arterial, con el riesgo de un ataque cardiaco o un acci­dente cardiovascular.

Dejar un comentario

Tu comentario