Beneficios del té de Kombucha

La opinión de la ciencia:
Las exploraciones científicas sobre el hongo comenzaron a partir de 1950, en el Moscow Bacteriológica! ínstitute (como parte de su proyecto de investigación sobre el cáncer en todo el país). Descubrieron que éste no era, como se había pensado inicialmente, un solo organismo sino una simbiosis de bacterias y levadura de complejo proceso metabólico.
Entonces, aislaron algunos organismos presentes en la Kombucha y comprobaron que poseía distintos efectos antibióticos a través de la presencia de ácido usnic, el cual está presente en muchos liqúenes.
En otra parte del mundo y muchos años después, el doctor norteamericano Jeffry Gates, miembro del equipo de Nutrición en la Universidad de Cornell, Nueva York, y también participante activo del Grupo de Salud de China (una organización que estudia las dietas de campesinos en diferentes partes del país para analizar la relación de los alimentos con las enfermedades) llegó a la misma conclusión. Explicó que el intestino delgado contiene de 400 a 500 clases diferentes de bacterias, entre las que se encuentran las amistosas llamadas “policía”, que son las que mantienen a los microbios alborotadores bajo control. “Como la condición del tracto intestinal es uno de los determinantes más importantes, junto con otros, de la salud, la naturaleza antibiótica potencial de la Kombucha puede ayudar a fortalecer la flora”, sostuvo el especialista. También, agregó: “tiene el beneficio de aumentar la acidez del estómago, aspecto importante en algunas personas de edad que tienen una condición más alcalina, que afecta la absorción de ciertos nutrientes”

Dejar un comentario

Tu comentario