Archivos para abrotano macho Categoría

    Abrotano

    PARA LA SALUD

    Preparaciones.
    Infusión: Contra las lombrices y gusanos intestinales. Verter una puntita de hojas secas en una tacita de agua hirviente. Tras unos minutos, colar, edulcorar y tomar, a tacitas, un par de veces al día.
    Infusión: Menstruaciones difíciles y dolorosas. Un gramo de hojas secas en una taza de agua hirviendo. Dejar en reposo unos instantes. Filtrar, azucarar y tomar dos o tres tacitas al día. Decocción: Para combatir la estomatitis. Poner un puñado de hojas secas en medio litro de agua hirviendo y sin endulcorar. Dejar enfriar hasta que esté templado el líquido. Utilizarlo entonces para efectuar repetidos y abundantes enjuagues de boca hasta que el mal desaparezca.
    Fricción: Para preparar el famoso “abrótano macho” y detener la caída del cabello.
    20 gramos de hojas secas de abrótano macho y 20 gramos de hojas y flores de romero en un litro de alcohol. Dejar en maceración durante una semana y filtrar después. Con el excelente remedio obtenido se aplica en fricciones dos veces por día sobre la cabeza hasta comprobar que se ha evitado la caída del cabello.

    PARA LA BELLEZA Infusión.- Para mantener el cabello rubio o castaño con bellos reflejos dorados. 25 gramos de cabezuelas de abrótano macho, 1 5 gramos de la decocción de ruibarbo obtenido con un pedacito de su raíz hervido en una taza de agua, y 500 gramos de vino blanco. Con la loción obtenida se lava y se enjuaga el cabello, friccionándolo durante largo rato. Para el baño: Se sumerge en el agua caliente una bolsita con un puñado de hojas secas y le da al baño propiedades vigorizantes.

    Virtudes del abrotano macho

    Virtudes. Es muy similar a la artemisa por su acción medicinal y la recuerda también su nombre científico.
    Contiene un aceite esencial, útil para ahuyentar moscas y polillas. Por ello, los tallos secos se suelen meter en saquitos o bolsitas dentro de los armarios para proteger y aromatizar la ropa y las mantelerías.
    En Argentina sobre todo, con las hojas y sumidades floridas en forma de té, regula las menstruaciones y facilita los partos. Es igualmente un excelente remedio para detener la caída del cabello. Este último producto ha sido comercializado en España y en gran parte del mundo bajo la denominación de “abrótano macho”. Se emplea asimismo como tónico, vermífugo y en todas las afecciones de la boca (estomatitis, aftas, etc.)
    No se le conocen aplicaciones gastronómicas directas aunque en la confección de pasteles a veces se usan sus raíces como relleno. Presencia. El abrótano macho pertenece a un género del que existen numerosas especies que crecen espontáneamente en Europa y Asia. Aparece en terrenos áridos, bien drenados y soleados con cultivos abandonados. Llega a medir 70 centímetros de altura. En España se encuentra con frecuencia en la zona denominada del Maestrazgo.
    Partes utilizadas: Las cabezuelas (recogidas en julio) y las hojas (al inicio de la floración). Secado a la sombra.
    — Componentes activos: El alcaloide llamado abrotanina y una esencia con un fuerte olor a limón.
    — Propiedades: Tónico, aperitivo, vermífugo, emenagogo, astringente, balsámico.
    Uso interno y externo. Véase: Dolores, aparato genitourinario, parasitosis, vómitos.

    Abrotano Macho

    Descripción. Esta planta arbustiva, de la que se conocen varias especies, tiene su origen en Europa, concretamente en el sur de Francia. En España no se aprecia la Arthemisia abroianum; pero en América Hispana lo es más que el abrótano hembra, al que se le reconocen las mismas propiedades que al “macho”, aunque algo más débiles.
    En la Edad Media se decía que esta planta aromática tenía tantas virtudes como hojas. Quemada sobre carbones encendidos se consideraba que ahuyentaba a las serpientes.
    Por su agradable aspecto y por el delicado perfume de sus flores que recuerda el del limón, se cultiva mucho en los jardines. Tiene un tallo erecto de color verde-azulado, muy ramificado, con brotes cilindricos; hojas alternas grisáceas, de las cuales las más bajas están divididas dos y tres veces con hendiduras profundas; las superiores llevan sólo una división en segmentos lineares. Ofrece cabezuelas semiesféricas con flores tubulosas amarillentas. El fruto es liso y comprimido. Los tallos floridos se recogen al inicio de la floración, cortando sus partes altas. Se multiplica por semillas y división de mata.
    Los tallos floridos se recogen al inicio de la floración, cortando sus partes altas. Se multiplica por semillas y división de mata. Se cultivaba antiguamente con la idea de que ahuyentaba a las brujas. Hoy día se cultiva por su aspecto y es adecuado para ciudades ya que no le perjudican los humos.
    Si se planta en tierra, se deja unos cuarenta centímetros entre uno y otro ejemplar. Se planta a finales de otoño o comienzos de la primavera, cuidando de podarlos cada primavera; se dejan dos yemas desde la base. En macetas también crece sin problemas, según lo indicado anteriormente.