Archivos para Arándano Categoría

    Mirtilos

    Vino de mirtilo: verter frutos en un recipiente de cristal, añadir algunas cucharadas de azúcar, tapar el recipiente y exponerlo al sol durante .varios días. De esta forma, los frutos al fermentar producen alcohol. Después de tres o cuatro semanas, filtrar el líquido exprimiendo los frutos al máximo y utilizar el vino a vasitos antes de las comidas. Útil para la debilidad.

    Arandano propiedades

    Se utilizan en las inflamaciones de boca y garganta. Decocción para enjuagues: cocer en un litro de agua unas treinta bayas frescas; dejar templar el líquido antes de filtrarlo y utilizarlo para repetidos enjuagues.
    Tintura: macerar 100 g de bayas en un litro de alcohol de 80° durante 15 días y exponer el recipiente al sol. Filtrar por el papel adecuado, recoger el líquido en un frasquito con tapón cuentagotas, vertiendo 20 gotas en un poco de agua templada y utilizar el preparado para practicar enjuagues, que se pueden repetir varias veces al día.

    Arándanos

    El valor nutritivo de los frutos preparados en mermelada es indiscutido, pero lo más interesante respecto a la especie es el lugar importante que ocupa en medicina. Los frutos son tónicos, astringentes, reguladores de la actividad intestinal por contener hipoglicemicol. Entran en la composición de las dietas compuestas exclusivamente de fruta. Partes de la planta a utilizar: las bayas maduras y las hojas.

    Arándano

    ARÁNDANO o MIRTILO (Vaccinium myrtillus)
    Arbusto perteneciente a la familia de las Ericáceas Vaccíneas, que vegeta en los bosques y claros de las zonas montañosas de más de 700 metros de altura. En nuestra península, se encuentra en las montañas del noroeste, centro y Pirineos. De raíz serpenteante de la que parten varios tallos ramosos y floríferos, alcanzando alturas entre los 20 y los 50 centímetros. Las hojas, de matiz verde pálido, alternas y pecioladas, son aserradas y surcadas por espesas nervia-ciones. Las florecillas pendulares y axilares, rosadas y blancas, florecen en primavera; los frutos, que maduran durante el verano y otoño, están constituidos por bayas globulosas de color violeta y contienen un zumo vinoso, ácido, de agradable sabor.