Archivos para Belladona Categoría

    Planta belladona

    Planta belladona
    Para los niños, café amargo y fuerte; para los mayores, una fuerte dosis alcohólica y fricciones de las articulaciones. Practicar la respiración artificial. Es necesario conocer los síntomas: se presenta primero sequedad de garganta y de boca; se deglute con dificultad, hay dilatación de pupilas, fuerte sensación de náuseas seguida de vómitos y vértigo. La voz se altera, el corazón late desordenadamente y con dolores. Empieza la cefalalgia, el delirio, las alucinaciones, disminución de la sensibilidad cutánea; el paso se hace inseguro como el de los beodos; sobreviene depresión prolongada, incontinencia de orina y fecal; muerte por parálisis general.

    Belladona fotos

    Propiedades curativas belladona. Las hojas y las raíces se usan en la preparación de especialidades médicas como calmante de gran eficacia de los dolores del útero y viscerales, la tos ferina, las gastralgias, las neuralgias faciales, la encefalitis letárgica final. Actúa contra la incontinencia de orina y la detención de la secreción láctea. Síndrome de intoxicación. Es fácil el envenenamiento de los niños, atraídos por la hermosura de los frutos, parecidos a grandes cerezas. Mientras llega el médico, llamado sin pérdida de tiempo, administrar un purgante o provocar el vómito.

    Belladona homeopatia

    Belladona homeopatia
    Florece de julio a agosto y se la encuentra en los bosques de hayas y robles de los Pirineos, Cordillera Litoral Catalana y Serranía de Cuenca. Toda la planta es muy rica de un alcaloide llamado “atropina”. Los porcentajes más elevados están contenidos en las raíces y las hojas, pero, sin embargo, bastan 3 ó 4 yemas para causar la muerte de un adulto. Un solo brote mata a un niño. Las propiedades curativas que se mencionan a continuación tienen un valor puramente indicativo. No se debe hacer uso de la belladona si no es bajo prescripción y control facultativos.

    BELLADONA

    BELLADONA (Familia de las Solanáceas)
    Planta herbácea perenne, muy tóxica en todas sus partes. Tiene un olor desagradable, nauseabundo. Su nombre se deriva del uso que de ella hacían las mujeres para embellecer y hacer atractiva la piel de la cara. Es la famosa “hierba de los brujos” medieval, la que más se usaba en la fabricación de filtros y venenos. Su altura varía entre 80 cm y 2 m. Tiene el tallo liso, color verde oscuro y rojizo, hojas puntiagudas, flores de color verde violáceo, visibles, rojas, que se originan donde las hojas se separan del tallo; frutos asimismo encarnados al iniciar la madurez, pero violetas cuando ha llegado ésta; raíz carnosa.