Archivos para CIRUELO Categoría

    Las variedades del Ciruelo

    Las variedades de ciruelo difundidas por España son cerca de una treintena. Pueden clasificarse en tres grupos, según la época de maduración: Variedades precoces: producen frutos que maduran antes de mediados de julio. Las variedades más importantes son las enumeradas a continuación

    Arbol ciruelo

    Si se injertan las plantas en patrones reductores, el ciclo productivo de los ciruelos es más breve.
    La fase improductiva sólo dura 2 años. La fase de productividad creciente se inicia a partir del segundo año tras la plantación y termina 6-7 años después.  La fase de productividad constante oscila entre 6-7 años y 13-14 años. Le sigue la fase de productividad decreciente.

    Tallo del Ciruelo

    El ciruelo tiene un único tallo, de altura variable entre 1/2 m y más de 2 m, que sostiene la copa. Ésta es bastante frondosa y está formada por tres tipos de ramas de distinto tamaño, como ilustramos a continuación:  Las ramas primarias están unidas directamente al tronco y alcanzan dimensiones bastante respetables; aparecen en un número variable de 3 a 6, según la forma de cultivo elegida.

    Los frutos

    La parte que se aprovecha son los frutos, que tienen una superficie regular. Los mismos pueden clasificarse en dos categorías: w las prunas: tienen dimensiones medio-grandes, forma alargada y color rojo oscuro o violáceo, con distintas tonalidades en función de la variedad.

    La Chabasca

    La chabasca y las ramas mixtas, en las que producen los frutos las variedades sinoja-ponesas, tienen un ciclo productivo de un solo año. Para una descripción más detallada de las características de estas ramas se remite al lector al apartado del melocotonero.

    Ciruelo

    El ciruelo pertenece a la familia de las rosáceas pmnoideas (al igual que el melocotonero, el cerezo y el albaricoquero). Gracias a ios estudios más recientes, sabemos que procede de una extensa área que comprende la Europa central y el Asia centro-occidental especialmente la China. El cultivo de esta planta ya se practicaba en el Medio Oriente durante la prehistoria.

    Arbol ciruelo

    Arbol ciruelo.
    Prunus domesticus; Prunier.  Su fruta desecada (Ciruela pasa) en decocción o en maceración es un buen laxante suave. De 100 a 200 gramos de frutas cada vez. Se comen las frutas y se bebe el jugo. Muy recomendable para los niños, como postre.
    La decocción de hojas frescas, y de brotes nuevos es depurativa y calma los dolores de estómago.

    Flor ciruelo

    Flor ciruelo
    Las ciruelas se suministran calientes después de las comidas, en dosis de 18-20 g. Estimulan el intestino, excitan el hígado y, por tanto despiertan el apetito. La decocción de hojas (25-50 e en un litro de agua o leche) es diurética, laxante, vermífuga. También la mfusion de flores; (10 g en 500 g de agua hervida 5 minutos) es astringente y febrífuga.

    El ciruelo

    El ciruelo
    Para ello es necesario, sin embargo, que las ciruelas sean hervidas. He aquí una receta recomendable: Cortar las ciruelas secas. Abrirlas. Sacar el hueso. Ponerlas en maceración en agua. Luego hacerlas cocer con mucha agua cerca de 3 horas, cambiando el líquido tres veces durante la operación (añadiendo cada vez agua hirviendo). De este modo se obtienen ciruelas casi completamente privadas de azúcar y de ácidos.

    CIRUELOS

    CIRUELOS (Familia de las Rosáceas)
    Planta muy conocida que se culti”a por sus frutos (ciruelas).
    Propiedades curativas. Las ciruelas se usan en forma de pulpa y en cocimiento como laxante suave muy indicado para los niños y los ancianos (mantiene libre el intestino durante las enfermedades inflamatorias). Perseverando en el tratamiento se obtienen excelentes resultados contra el estreñimiento.