Archivos para Frijoles Categoría

    Haba

    Haba
    Nombre Científico
    Fava Vulgaris
    Familia
    Leguminosas

    Planta herbácea de tallo poligonal que puede alcanzar hasta los 80 centímetros de altura. Las hojas son compuestas de dos a cinco folíolos ovales de borde liso y terminado en una pequeña punta. Las flores, agrupadas en racimos, son sésiles y de color blanco con reflejos rojizos. El fruto es una vaina de unos 12 centímetros de largo, rolliza, correosa y aguzada en los extremos. En su interior contiene cinco o seis semillas grandes, oblongas, aplastadas de color blanquecino o pardo. Las semillas son comestibles, y aún toda la vaina cuando está verde. Las semillas, además de ser utilizadas tanto frescas como secas, como alimento, tienen algunas aplicaciones en medicina casera. Si se cocinan las habas verdes, el agua de cocimiento tiene propiedades diuréticas y litóngricas, lo cual la hace muy indicada para problemas de cálculos y arenillas renales. En caso de cocinar las habas directamente peladas, se pueden aprovechar igualmente las vainas que usualmente se desechan. Una de cocción de 50 gramos de vaina por litro de agua tiene las mismas propiedades diuréticas que se cocinase todo el fruto.
    Dosis recomendada: tres o cuatro tazas por día.
    La harina de habas secas tiene propiedades madurativas y emolientes y puede ser utilizada en cataplasmas ceseras. Se mezcla harina de haba con agua tibia, hasta obtener una pasta espesa, y se aplica sobre granos, forúnculos, abscesos y panadizos para acelerar su maduración. Para ablandar callosidades y durezas en los pies se puede preparar una pomada de harina de haba.

    Garbanzo

    Garbanzo
    Nombre Científico
    Cicer Arientinum Familia
    Leguminosas

    Planta herbácea de tallo duro y ramoso que alcanza hasta cincuenta centímetros de altura. Las hojas son compuestas de folíolos elípticos y de borde aserrado. Las flores son de pedúnculo muy largo y de color blanco. El finito es una vaina inflada y tormentosa con una o dos semillas amarillentas y esféricas de un centímetro de diámetro y algo gibosas. La semilla es lo que conocemos como el garbanzo.
    Con los garbanzos hervidos y machacados se puede preparar una cataplasma madurativa y emolíente muy indicada para abscesos, panadizos y forúnculos; se debe aplicar tan caliente como la piel pueda soportarlo. El agua de cocimiento de los garbanzos tiene propiedades diuréticas y litóntricas, lo cual la hace recomendable para cálculos y arenillas.
    Los garbanzos forman parte de la cocina cotidiana y con ellos se prepara una extensa gama de platos.

    Las Judías verdes

    Se lavan cuidadosamente y se cortan en pedazos de una longitud máxima de 5 cm. Las más pequeñas y delicadas también se pueden dejar enteras. A continuación se hierven y se enfrían rápidamente; se cuelan y se secan bien.

    Las judías verdes pueden conservarse tanto en bolsas de plástico para congelados como en recipientes rígidos, como en fuentes de aluminio. En este último caso hay que tener cuidado de no rellenarlas hasta el borde del contenedor, sino dejar 1 cm de espacio bajo la tapa.

    Judías verdes

    TIEMPO DE EBULLICIÓN – 2- 3 minutos, para las cortadas
    3- 5 minutos, para las enteras

    MODO DE DESCONGELACIÓN – Desde 8 minutos para las cortadas hasta 15 minutos para las enteras.

    MODO DE DESCONGELACION – En agua hirviendo o directamente en la sartén.

    Para la congelación es preferible emplear sólo las más jóvenes y tiernas. Las judías verdes más grandes se conservan mejor al natural.

    Frijol

    TIEMPO DE EBULLICIÓN – Normalmente no se hierven.

    MODO DE DESCONGELACIÓN – 20-30 minutos.

    MODO DE DESCONGELACIÓN – En agua hirviendo o directamente en la sartén

    Sólo deben aprovecharse para la congelación las que estén muy maduras ya que, en caso contrario, una vez descongeladas te quedan duras y son difíciles le cocer.
    Se extraen las habas de la baya, Se lavan y se dividen en grupos homogéneos según su tamaño. Después se cuelan y se secan, sin hervirlas.