Archivos para Homeopatia y Cloruro de Magnesio Categoría

    Belladona homeopatia

    Belladona homeopatia
    Florece de julio a agosto y se la encuentra en los bosques de hayas y robles de los Pirineos, Cordillera Litoral Catalana y Serranía de Cuenca. Toda la planta es muy rica de un alcaloide llamado “atropina”. Los porcentajes más elevados están contenidos en las raíces y las hojas, pero, sin embargo, bastan 3 ó 4 yemas para causar la muerte de un adulto. Un solo brote mata a un niño. Las propiedades curativas que se mencionan a continuación tienen un valor puramente indicativo. No se debe hacer uso de la belladona si no es bajo prescripción y control facultativos.

    Cloruro de Magnesio, dosis a preparar

    Un sobrecito de 20 gr por litro de agua a efectuar durante 3 semanas máximo.
    Dosis (18):
    — De 0 a 6 meses: 10 a 15 mi
    — A 6 meses: 20 mi
    — De 6 meses a 1 año: 30 mi
    — De 1 año a 2 años: 60 mi
    — 3 años: 80 cm3
    — 4 años: 100 cm3
    — 6 años o más: 125 cm3
    Número de tomas: En los casos agudos:
    — Niño de menos de un año, cada tres horas;
    — Niño de más de un año, cada seis horas.
    En el niño de uno a dos años, puede darse media dosis cada tres horas.
    El espaciamiento de la dosis está en función de la evolución. La única consecuencia indeseable que puede producirse es la diarrea ante las dosis repetidas.
    Ejemplo (niño de diez años con una afección aguda):
    125 cm3 cada seis horas durante tres días; cada ocho horas durante tres días; mañana y noche durante dos semanas; por la mañana durante diez días.

    El cloruro de magnesio

    EL Cloruro de Magnesio

    Ya nadie puede negar la acción del magnesio en diversos metabolismos. Su deficiencia es responsable de un gran número de enfermedades, entre las que puede contarse al cáncer.
    Su carencia en la alimentación aumenta regularmente. Las causas principales de esto son esencialmente el abuso del abono potásico en el cultivo y el empleo sistemático de harina blanca en la alimentación.
    El cloruro de magnesio es un médicamente muy antiguo. Existe desde hace más de 60 años. Fue utilizado por primera vez en terapéutica por el Dr. Pierre Delbet, quien mostró, con una serie de experiencias (comunicación dirigida a la Academia de Medicina el 7 septiembre 1915), que el cloruro de magnesio aumenta, in vivo, el poder fagocitario de los polinucleares en proporciones que llegan hasta el 333 %. Estas experiencias habrían podido interesar al cuerpo médico. En lugar de ello, algunos médicos (y muchísimas familias) utilizan el cloruro de magnesio que tiene siempre una notable eficacia en un gran número de enfermedades.

    La Homeopatia – Historia –

    La homeopatía
    Homeopatía es el nombre dado al sistema de curación descubierto hace unos 170 años por el médico alemán Samuel Christian Hahnemann.
    El postulado más asombroso de Hahnemann es el de que el efecto de un remedio es inversamente proporcional a la cantidad de la sustancia administrada. Esto se comprende mejor si vemos que para elaborar un remedio homeopático se comienza por diluir una parte de la sustancia medicinal en 10 partes de un diluyeme neutro (agua, alcohol, etcétera).
    A la dilución resultante se le llama potencia 1 o 1 CH. Al diluir una parte de esta solución en otras 10 del diluyente, obtenemos la potencia 2. Cada vez que se repite el proceso, la potencia aumenta en una unidad. Esto hace que al llegar a la potencia 6, ¡sólo quede del remedio una parte en un millón!
    Sin embargo, un remedio 6 CH será mucho más potente que uno 5 CH, 4 CH o 3 CH, a pesar de contener mucho menos principio activo.
    El descubrimiento de Hahnemann significa, por lo tanto, que el poder medicinal de una sustancia no reside en la cantidad administrada, sino en su configuración, y que mientras menor sea la cantidad, mayor es el poder de su configuración.
    Combinando el principio de la microdosis con la ley de la similitud (“el mal se elimina mediante el agente que lo provoca”) y aplicándolo a sus pacientes, Hahnemann pudo comprobar que las enfermedades pueden curarse con dosis infinitesimales de sustancias que normalmente producirían ese mismo mal. Esto hace de la homeopatía una medicina altamente individualizada, ya que cada uno de sus remedios es adaptado específicamente al individuo enfermo y no a la enfermedad en sí. Si a esto agregamos la suavidad de acción de los medicamentos homeopáticos y su rapidez de acción, veremos que están especialmente indicados para un organismo tan sensible y delicado como el infantil.