Archivos para plantas Categoría

    Como preparar las hortalizas

    OPCIONES CULINARIAS PARA GOURMETS SALUDABLES
    Especialmente para aquellos a quienes les cuesta cubrir esta “dosis” diaria de vegetales, aquí van algunas comidas que los incluyen en diferentes cantidades, sin que los comensales se aburran.

    SI QUIERE COMER MAS HORTALIZAS, PREPÁRELAS EN:
    • Ensaladas
    • Salpicones
    • Parrilladas de vegetales, con morrón, cebolla, berenjena, zapallito, calabaza y tomate
    • Fideos (las hortalizas pueden saltearse con rocío vegetal en aerosol y acompañar la pasta)
    • Comidas que incluyan hortalizas rellenas
    • Purés

    SI DESEA INCLUIR MÁS FRUTAS EN SU DIETA, CONSUMA:
    • Ensaladas • Macedonias
    • Compotas
    • Brochettes
    • Licuados
    • Jugos
    • Frutas con yogur
    • Panqueques y waffles con rellenos frutales
    • Frutas asadas y en puré
    • Postres caseros: helado, bizcochuelo, empanadas dulces, flan y gelatina (agregar trozos de frutas a las preparaciones)

    Plantas para las inhalaciones

    Inhalaciones.

    El modo más directo de absorción consiste en respirar los vahos de plantas de esencias beneficiosas: manzanilla, romero, lavanda, eucalipto. Así es cómo los principios activos son llevados hacia los puntos sensibles: cavidad rinofaríngea, bronquios y pulmones. A resultas de esta acción, las secreciones se liberan, las mucosas se descongestionan, la tos se calma y la respiración se vuelve normal.
    En este campo especial de las inhalaciones -situado en los límites entre la fitoterapia y la aromaterapia- es donde se buscan y explotan las virtudes terapéuticas de nuestras sensaciones olfativas.

    Emplastos

    Envolvimientos, emplastos y compresas.

    Los productos pastosos no deberían calentarse a más de 45°C so pena de ver dispersarse sus sustancias activas; tampoco hay que dejarlos actuar más de 5 minutos en contacto con la piel.

    Baños completos y baños de asientos

    Baños completos y baños de asientos.

    Los baños de hierbas medicinales relajan, alivian y curan; los de manzanilla, por ejemplo, son eficaces contra las hemorroides. Se aconsejan particularmente los baños con esencias vegetales.

    Las maceraciones para baños

    Baño de pies y manos.

    Este método se utiliza en el Centro de Curas de Salud de Maurice Mességué en Crans Montana.
    Las maceraciones se preparan allí mismo, una o dos veces por semana, para evitar el uso de conservantes. Es conveniente, en efecto, mezclar algunos extractos de plantas diferentes. Estos baños son por sí solos unos verdaderos tratamientos de salud.
    Esta terapia puede parecer muy modesta, pero es de una eficacia extraordinaria.
    Los baños de pies se toman por la mañana y los de manos por la noche. Cada baño dura de 8 a 10 minutos en una maceración de plantas especialmente seleccionadas. La temperatura del baño debe ser de unos 40°C, lo más caliente que manos y pies puedan soportar.
    El método se complementa con cataplasmas de col, también dinamizadas con extractos de plantas.
    Este tratamiento representa una ventaja considerable, pues permite al organismo aprovechar las propiedades beneficiosas de las plantas sin riesgo de perjudicar el hígado, los ríñones y el aparato digestivo, como hacen las medicaciones de síntesis. Gracias a este método se puede utilizar plantas medicinales más poderosas, que no podrían ser absorbidas en infusión, cápsula o extracto.
    No es pues preciso demostrar la eficacia de los baños de pies y manos a base de plantas medicinales, pues son decenas de miles las personas que les deben su curación.
    Las propiedades curativas de las plantas penetran en el organismo a través de las palmas de las manos y las plantas de los pies y dispersan suavemente su acción beneficiosa, pues en esas dos zonas se concentra una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Los baños actúan de esta forma poderosamente sobre el sistema nervioso y la circulación sanguínea.
    Este método resulta particularmente eficaz en casos de alergia o de eczema reüeldes. Para obtener la prueba de esa eficacia basta con frotarse durante un tiempo las plantas de los pies con un diente de ajo cortado por la mitad. Algunas horas más tarde se percibe el sabor del ajo en la lengua.

    El poder de las plantas

    El poder de las plantas.

    El poder de las plantas nos fascina cuando se comprende el tesoro de salud y bienestar que contienen. Y esa convicción es lo que deseamos reforzar en este artículo. Su única finalidad es hablarles del poder inimaginable de las plantas en la salud y evidentemente, en la belleza.

    Si bien es verdad que hay algunas afecciones particular-mente tenaces, contra las que nada puede toda la hierba de San Juan, también es cierto que son muchas las plantas medicinales que sirven de apoyo para la conservación de la salud, en el sentido de una medicación de primera línea, lomada con una finalidad curativa, incluso una planta de acción suave puede convertirse en un poderoso remedio. Al menos aquí se trata tanto de la enfermedad como del enfermo, ese enfermo que debe segar siendo el centro de todo acto terapéutico. “Prevenir y curar”, este es el lema de la fitoterapia.

    Prevenir es:
    – mantener la salud,
    – reafirmarla,
    – fortalecer las funciones orgánicas

    Las medidas preventivas son:
    – reforzar las defensas inmunitarias contra las infecciones.
    – aumentar la resistencia nerviosa,
    – activar la digestión.
    – mejorar el estado general de salud.

    Curar es aplicar todas las medidas, bajo control médico, para:
    – vencer las afecciones crónicas, como la gota, el reumatismo, la bronquitis crónica, los trastornos geriátricos y particularmente los cardiopáticos debidos a la edad,
    – asegurar la convalecencia y el posterior seguimiento de la cura.
    La automedicación de las afecciones benignas
    Antes de emprender la automedicación, es importante que el enfermo se informe seriamente de las ventajas y los posibles inconvenientes de la cura prevista. A continuación, tendrá que saber reconocer sus propios límites, es decir, en qué momento una automedicación sin resultado ha de interrumpirse para consultar con un médico.
    En este sentido, recomendamos seguir escrupulosamente las Instrucciones de los prospectos que se adjuntan en los envases.
    Se calcula que del 80 al 90% de las afecciones pueden tratarse de forma preventiva, terapéutica e incluso por automedicación a base de plantas, incluidos los tratamientos de larga duración, que se prestan   particularmente a este tipo de medicina, a saber:
    – afecciones benignas:  trastornos gastrointestinales, insomnio,   enfriamientos corrientes, que apenas tienen consecuencias,
    – estados de malestar: sensibilidad a los cambios climáticos, dolores de cabeza leves, molestos pero no graves,
    – molestias cotidianas: agitación, estrés, tensiones psíquicas, desgastes de diversa índole debidos a exigencias del entorno.

    Los componentes de una planta medicinal

    Los componentes de una planta medicinal.
    Hoy en día sabemos que la mayoría de las plantas medicinales contienen centenares de componentes. Algunos de ellos son bien conocidos, y muchos no lo son todavía. Esos componentes pertenecen a tres categorías:
    – los principios activos,
    – los agentes de reabsorción
    – los agentes complementarios.
    Los agentes de reabsorción, así como los complementarios, controlan el paso de los principios activos por los puntos de entrada que son la mucosa de la boca, del estómago y del intestino. Cuando una sustancia activa es mal tolerada, esos agentes reguladores frenan el proceso. Por
    al contrario si la sustancia es bien tolerada activan la reabsorcion. Eso explica por que las plantas medicinales, por regla general, no provocan nunca efectos secundarios molestos, a condicion de que se preserven los componentes en su composición natural.
    Según la planta estudiada, se ha comprobado que las sustancias activas se almacenan en diferentes partes del vegetal, a saber:
    • en las sumidades floridas: manzanilla, lavanda, romero.
    • en las hojas: menta, romero, abedul blanco.
    • en la parte superior (la planta entera, excepto la raíz): corazoncillo (o hierba de las heridas), cola de caballo.
    • en la raíz: árnica (protegida), hinojo (sólo anual), rábano blanco.
    • en el bulbo: ajo, cebolla.
    • en el fruto: cinorrodon, espino blanco.
    • en el grano: anís, hinojo, comino.
    • en la corteza: sauce blanco, abedul blanco.
    El momento de la recolección o de la cosecha depende de las partes de la planta que serán utilizadas. Las partes superiores acumulan su contenido óptimo de componentes poco antes o justo en el momento de la foración. En cuanto a las raices, el momento más favorable se sitúa sea en primavera (antes de que comience el crecimiento intenso), sea en otoño, después de la maduración de las semillas, cuando la planta lleva todos sus componentes en las partes que se hallan bajo tierra.
    Es muy importante para la eficacia de una planta medicinal que conserve la totalidad de sus componentes como se encuentran en estado natural, puesto que, como hemos visto, los agentes de reabsorción y los complementarios participan claramente en la acción de las sustancias beneficiosas. La integridad de los componentes naturales de una planta hace pensar un poco en las múltiples sonoridades armoniosas de una orquesta. Vista la asombrosa variedad que tiene el mundo vegetal, y el de las plantas medicinales en particular, su esquema de clasificación se basa en la conformación así como en las propiedades de cada una. La variedad de los componentes encuentra su expresión en una gran riqueza de aplicaciones terapéuticas.

    Propiedades del Fucus

    Fucus: Junto con su amiga la Laminaria son los únicos proveedores válidos de lodo biodisponible, el cual nos sirve para acelerar los procesos metabólicos, estimular la tiroides y degradar los triglicéridos si lo ingerimos. Fragmenta la grasa polimerizada característica de la celulitis si lo usamos por vía tópica (baños de algas).

    Cola de caballo propiedades

    Cola de caballo, en francés “prèle”, nombre con el que aparece en muchos folletos y etiquetas. Se trata de un Equiseto, y concretamente del arvensis, planta absolutamente fósil y que puede presumir de ser una de las más antiguas que existen sobre la tierra, con mucha ventaja sobre los ginkgos y otras plantas más evolucionadas; nos proporciona principios minerales como el silicio totalmente biodisponibles. Es la que convierte en estables los tratamientos reestructuradores de los tejidos.

    TINTURA DE JABORANDI

    TINTURA DE JABORANDI.
    Alcohol de 60º de agua de colonia…………500 cc.
    Hojas de jaborandí…………60 grs.
    Se usa como loción para friccionar el cuero cabelludo o para peinarse.

←Anterior