Archivos para plantas medicinales Categoría

    Remedios para la hipertension

    Hipertensión:

    BATIDO DE POTASIO.
    Ingredientes: 1 tajada de melón y 1 plátano.
    Preparación: Licuar el melón y verter el jugo, junto con el plátano, en la batidora. Mezclarlo bien hasta que el resultado sea una pasta fina.
    CREMA DE MAGNESIO.
    Ingredientes: 1/2 kg.de moras; 1 plátano maduro; 50 g de tofu y 1 cucharada de levadura de cerveza.
    Preparación: Licuar las moras, verter el jugo, junto con el plátano, el tofu y la levadura en la batidora y mezclarlo hasta que se obtenga una pasta fina. Deberá tomarse una hora antes de acostarse.

    Remedios para la gota

    Gota.

    MANZANAS DIFERENTES:
    Ingredientes: 1 o 2, manzanas (sin pepitas) y 10 fresas.
    Preparación: Tras pasar las manzanas y las fresas por la licuadora, verter en un vaso grande y adornar con una fresa.

    CÓCTEL DE CLOROFILA:
    Ingredientes: 3 hojas de remolacha; 1 puñado de perejil; 1 manojo de espinacas; 4 zanahorias (sin hojas) y 1/2 manzana (sin pepitas).
    Preparación: Comprimir las hojas de la remolacha, el perejil y las espinacas. Pasarlos por la licuadora junto con las zanahorias y la manzana.

    Remedios para el dolor de garganta

    Dolor de garganta:

    LIMÓN Y MIEL:
    Ingredientes: 1/2 limón; 1 cucharada de miel y agua caliente.
    Preparación: Mezclar en una taza la miel y el jugo del limón junto con el agua caliente.Tomar a sorbos.

    BEBIDA CALIENTE DE VERDURAS:
    Ingredientes: 2 o 3 dientes de ajo; 1 manojo de espinacas; 1/2 pepino; 1 tallo de apio; 2 cucharadas de espinacas y apio cortados muy finos y una hoja de perejil para decorar.
    Preparación: Envolver el ajo con las espinacas y pasarlos por la licuadora junto con el pepino y el apio. Verter él resto de las verduras cortadas y calentarlo todo a fuego lento. Adornar con una hoja de perejil. Debe servirse caliente.

    Remedios naturales para la depresion

    Depresión:

    CALCIOLIN
    Ingredientes: 3 hojas de berza; 1 puñado de Perejil; 4 o 5 zanahorias (sin hojas) y 1/2 manzana (sin pepitas).
    Preparación: Comprimir el perejil y la berza y pasarlos por la licuadora junto con las zanahorias y la manzana.
    POTASIO EXPRESS
    Ingredientes: 1 manojo de perejil; 1 manojo de espinacas; 4 o 5 zanahorias (sin hojas) y 2 tallos de apio.
    Preparación: Comprimir el perejil y las hojas de espinacas y pasarlos por la licuadora junto con las zanahorias y el apio.

    Remedio para la Cistitis

    Cistitis:

    GINGER
    Ingredientes: 1 rodaja de raíz de jengibre (de 1/2 cm aproximadamente); 1 manzana (sin peritas) y agua mineral con gas.
    Preparación: Pasar por la licuadora el jengibre con la manzana.Verte el jugo en un vaso con hielo picado y acabar de llenarlo con el agua mineral.
    MIXTO
    Ingrediente: 1 rodaja de jengibre (de 1/2 cm aproximadamente); 4 o 5 zanahorias (sin hojas) y 1/2 manzana (sin pepitas).
    Preparación: Licuar todos los ingredientes.

    La tintura del extracto de las plantas

    La tintura del extracto de las plantas

    Las reflexiones que hemos hecho hasta aquí nos muestran claramente que la tintura y el fitofluído son los elementos que conservan al máximo las sustancias activas de una planta medicinal en su totalidad, y muy particularmente el extracto total, dotado de un amplio espectro de acción que ejerce sus efectos sobre la totalidad del organismo a tratar. En este sentido disponemos de un medio de acción capaz de restablecer el equilibrio natural de nuestro cuerpo cada vez que éste se ve perturbado por un ataque a nuestra salud. Así, la planta reanima y refuerza el potencial de curación del que todos estamos dotados. Eso no es tan sorprendente como parece, sobre todo si se piensa en esa buena vieja regla según la cual el todo no resulta simplemente de la suma de las partes.
    Hoy en día, gracias a nuestros poderosos medios de Investigación, estamos en condiciones de validar lo que muchos grandes médicos y sabios han observado y reconocido desde que se practica el arte de curar, a saber, que la acción de un remedio en su totalidad, tal como la naturaleza nos lo ofrece, es siempre superior a la eficacia puntual de sus diversos elementos. Incluso a veces una sustancia aislada será más agresiva y -después de su síntesis química- más tóxica que cuando se trata de un extracto total.
    Tomemos el ejemplo del café: su delicioso aroma es el resultado de unas 600 sustancias que se asocian para dar a ese brebaje su característica sin par. Aunque todas esas sustancias son bien conocidas por haber sido estudiadas, ninguna sin embargo desprende, una vez aislada químicamente, unos efluvios comparables. Sólo su acción conjunta puede hacerlo.
    Otra comparación que se impone es la de las medicinas tradicionales de los pueblos primitivos, más cercanas a la Madre Naturaleza que nosotros en la época moderna. Las mujeres sioux tenían por costumbre masticar profusamente y ensalivar ciertas plantas curativas antes de aplicarlas en forma de pasta sobre las heridas causadas por flechas o mordeduras de serpiente. Su intuición natural les hacía pues triturar y luego disolver mediante la secreción salivar las sustancias beneficiosas de la planta.

    Las maceraciones para baños

    Baño de pies y manos.

    Este método se utiliza en el Centro de Curas de Salud de Maurice Mességué en Crans Montana.
    Las maceraciones se preparan allí mismo, una o dos veces por semana, para evitar el uso de conservantes. Es conveniente, en efecto, mezclar algunos extractos de plantas diferentes. Estos baños son por sí solos unos verdaderos tratamientos de salud.
    Esta terapia puede parecer muy modesta, pero es de una eficacia extraordinaria.
    Los baños de pies se toman por la mañana y los de manos por la noche. Cada baño dura de 8 a 10 minutos en una maceración de plantas especialmente seleccionadas. La temperatura del baño debe ser de unos 40°C, lo más caliente que manos y pies puedan soportar.
    El método se complementa con cataplasmas de col, también dinamizadas con extractos de plantas.
    Este tratamiento representa una ventaja considerable, pues permite al organismo aprovechar las propiedades beneficiosas de las plantas sin riesgo de perjudicar el hígado, los ríñones y el aparato digestivo, como hacen las medicaciones de síntesis. Gracias a este método se puede utilizar plantas medicinales más poderosas, que no podrían ser absorbidas en infusión, cápsula o extracto.
    No es pues preciso demostrar la eficacia de los baños de pies y manos a base de plantas medicinales, pues son decenas de miles las personas que les deben su curación.
    Las propiedades curativas de las plantas penetran en el organismo a través de las palmas de las manos y las plantas de los pies y dispersan suavemente su acción beneficiosa, pues en esas dos zonas se concentra una gran cantidad de terminaciones nerviosas. Los baños actúan de esta forma poderosamente sobre el sistema nervioso y la circulación sanguínea.
    Este método resulta particularmente eficaz en casos de alergia o de eczema reüeldes. Para obtener la prueba de esa eficacia basta con frotarse durante un tiempo las plantas de los pies con un diente de ajo cortado por la mitad. Algunas horas más tarde se percibe el sabor del ajo en la lengua.

    Los componentes de una planta medicinal

    Los componentes de una planta medicinal.
    Hoy en día sabemos que la mayoría de las plantas medicinales contienen centenares de componentes. Algunos de ellos son bien conocidos, y muchos no lo son todavía. Esos componentes pertenecen a tres categorías:
    – los principios activos,
    – los agentes de reabsorción
    – los agentes complementarios.
    Los agentes de reabsorción, así como los complementarios, controlan el paso de los principios activos por los puntos de entrada que son la mucosa de la boca, del estómago y del intestino. Cuando una sustancia activa es mal tolerada, esos agentes reguladores frenan el proceso. Por
    al contrario si la sustancia es bien tolerada activan la reabsorcion. Eso explica por que las plantas medicinales, por regla general, no provocan nunca efectos secundarios molestos, a condicion de que se preserven los componentes en su composición natural.
    Según la planta estudiada, se ha comprobado que las sustancias activas se almacenan en diferentes partes del vegetal, a saber:
    • en las sumidades floridas: manzanilla, lavanda, romero.
    • en las hojas: menta, romero, abedul blanco.
    • en la parte superior (la planta entera, excepto la raíz): corazoncillo (o hierba de las heridas), cola de caballo.
    • en la raíz: árnica (protegida), hinojo (sólo anual), rábano blanco.
    • en el bulbo: ajo, cebolla.
    • en el fruto: cinorrodon, espino blanco.
    • en el grano: anís, hinojo, comino.
    • en la corteza: sauce blanco, abedul blanco.
    El momento de la recolección o de la cosecha depende de las partes de la planta que serán utilizadas. Las partes superiores acumulan su contenido óptimo de componentes poco antes o justo en el momento de la foración. En cuanto a las raices, el momento más favorable se sitúa sea en primavera (antes de que comience el crecimiento intenso), sea en otoño, después de la maduración de las semillas, cuando la planta lleva todos sus componentes en las partes que se hallan bajo tierra.
    Es muy importante para la eficacia de una planta medicinal que conserve la totalidad de sus componentes como se encuentran en estado natural, puesto que, como hemos visto, los agentes de reabsorción y los complementarios participan claramente en la acción de las sustancias beneficiosas. La integridad de los componentes naturales de una planta hace pensar un poco en las múltiples sonoridades armoniosas de una orquesta. Vista la asombrosa variedad que tiene el mundo vegetal, y el de las plantas medicinales en particular, su esquema de clasificación se basa en la conformación así como en las propiedades de cada una. La variedad de los componentes encuentra su expresión en una gran riqueza de aplicaciones terapéuticas.

    Propiedades del Ciprés

    Ciprés: en el entorno Mediterráneo ha sido siempre un árbol sagrado que simboliza la renovación de la vida y la capacidad de superar la materia terrenal para llegar a la fase espiritual, su aceite esencial es la substancia más útil para estimular la circulación venosa y la linfática, siendo imprescindible en la reafirmación de tejidos.

    Jaramago

    Jaramago.
    Nombre científico:
    Sisymbrium Officinale.
    Familia: Cruciferas.
    Otros nombres:
    Mostaza de los frailes, Yerba de los cantores, Erísimo, Furumago, Fusifrega.Yerba de San Alberto.

    Planta herbácea de tallo erecto y ramoso desde la base que alcanza hasta los 80 cm. de altura. Las hojas son grandes, lobuladas y dentadas irregularmente, ásperas y arrugadas. Las flores, agrupadas en racimos terminales son de color amarillo azufre. La propiedad más notable del jaramago es la de actuar como descongestionante y antiflogístico de laringe y cuerdas vocales, (de allí deriva su nombre). La forma
    de usarla es como colutorio preparando un cocimiento de 40 gramos de hojas por litro de agua. Se lo deja hervir por 5 minutos, se cuela, se endulza con una cucharada de miel y se usa para hacer gárgaras. Además de curar ronqueras y afonías es un tónico y estimulante de laringe así que las gárgaras son recomendables a todas las personas que deban hablar mucho. Para catarros, gripes y bronquitis se puede preparar una infusión, a razón de 20 gramos de hojas por litro de agua y se beben cuatro tazas al día. También se puede usar en forma de tintura. Las hojas verdes más tiernas se pueden picar y mezclar con otras hortalizas en ensalada. La raíz rallada se puede aplicar como cataplasma en caso de dolores reumáticos, musculares o articulares. La tintura de raíz de jaramago es un excelente colutorio para desinfectar la boca.