Archivos para Plantas para el Raquitismo Categoría

    Tratamiento Fito-aromático para el Raquitismo

    1. AE Tomillo 1 gr AE Pino 1.50 gr AE Salvia 1 gr Aceite de uva csp 45 mi
    5 a 15 gotas (según la edad), mañana, mediodía y noche.
    2. Equisetum TM Symphytum officinalis TM aa csp Menyantes trifoliata TM
    10 a 45 gotas (según la edad), mañana, mediodía y noche.
    3. Abies pectinata brotes, maceración glicerinada 1 D Betula verrucosa brotes, maceración glicerinada 1 D 50 a 100 gotas de cada (en función de la edad) por día.
    4. Oligo-elementos:
    Manganeso-cobre: 1 a 2 medidas por semana. Flúor: 1 a 2 medidas por semana. Cobre-oro-plata: 1 a 2 medidas por semana. Fósforo: 1 medida por semana.
    5. Cola de caballo en polvo.
    6. Baños a alternar:
    — Baños salados.
    — Baños de romero.
    — Baños de aguja de pino de montaña.
    — Baños de salvia.
    — Baños de varec vesiculosos.
    — Baños de esencia de algas.
    7. Curas de:
    — Polen.
    — Germen de trigo.
    — Levadura de cerveza.

    Tratamiento curativo para el Raquitismo

    En conclusión, en la práctica se adoptará en función de las condiciones de la vida real una actitud de equilibrio entre la conducta ideal que consiste en no utilizar vitamina D sintética, la conducta factible que impone una vigilancia de las manifestaciones hipovita-mínicas y la conducta ecléctica que consiste en hacer tomar, cada seis meses, en adelante cada seis años 600 000 unidades de vitamina, D, conducta a veces justificada en los casos en que el niño no sea observado ni por el médico ni por los padres.
    Fuera de estos casos, la vitamina D, cuando sea dada preventivamente, debe serlo cotidianamente. Es necesario hacer entender bien a las madres de familia que una gota en exceso no representa nada.
    Incluso en dosis débiles, la vigilancia siempre debe estar atenta a las señales de hipervitaminosis.
    TRATAMIENTO CURATIVO
    — Rectificación de las condiciones higiénico-dietéticas;
    — En función del grado de gravedad del raquitismo, vitamina D en gotas, diariamente o en una sola toma más importante variable con la edad, y asociada al comienzo con cloruro de calcio.

    Tratamiento preventivo de plantas y factores del Raquitismo

    TRATAMIENTO PREVENTIVO
    Está relacionado con el aporte de vitamina D.
    La vitamina D sintética de la que ya hemos hablado no es un medicamento inofensivo. Puede poner en peligro el pronóstico vital del niño. Incluso en pequeñas dosis, puede originar en los bebés sensibilizados una hipervitaminosis que será preciso reconocer:
    — Poliuria;
    — Sed viva;
    — Vómitos;
    — Estreñimiento o diarreas;
    — Palidez, falta de apetito.
    Factores que favorecen al raquitismo:
    — Aporte insuficiente de calcio en los regímenes sin leche;
    — Medio intestinal alcalino: leche de vaca en gran cantidad. La leche de mujer y las leches maternizadas son ricas en lactosa que origina un medio intestinal ácido;
    — Exceso de fósforo: régimen lactofarináceo. La leche de vaca contiene seis veces más que la de la mujer;
    — Deficiencia de vitamina D, en la alimentación. La leche de mujer aporta 400 unidades de vitamina D; en Francia las leches maternizadas en general no la contienen, la leche de vaca prácticamente tampoco;
    — Falta de insolación: la síntesis endógena de la vitamina D se efectúa bajo la influencia de los rayos ultravioleta. Consecuentemente es necesario exponer a los niños al sol, no hacerlos broncear: la piel oscura refleja los rayos ultravioleta.

    Plantas Medicinales para el Raquitismo

    Enfermedad del periodo de crecimiento, por defecto de mine-ralización de los huesos que se manifiesta por:
    — Deformación de los huesos por ausencia de rigidez: cráneo-tabes desde el tercer y el cuarto meses, piernas arqueadas, genu vanan, genu valgum, coxa vara, pies planos. Hipertrofia de las epífisis de los huesos. El cartílago de conjugación ya no es precisado en su expresión por el borde os-teoide insuficientemente mineralizado.
    — Las alteraciones van acompañadas por perturbaciones del estado general: hipotonía muscular sobre todo, responsable de retraso de las adquisiciones motrices, anemia, adenopa-tías y perturbaciones gastrointestinales.
    Los raquitismos son una de las perturbaciones higienodietéti-cas más frecuentes en el niño.
    La vitaminoterapia D las previene en su conjunto. Generalmente son debidos a una falta de vigilancia del niño.
    Las señales biológicas son:
    — Calcemia: cerca de la normal o un poco baja;
    — Calciuria: siempre disminuida;
    — Fosfatemia: muy disminuida;
    — Fosfaturia: aumentada;
    — Fosfatasas: altas.