Archivos para Plantas para Tos Ferina Categoría

    Aceites escenciales y plantas

    Aceites esenciales:
    — Bebés y niños de menos de dos años: microlavados, durante siete días, mañana, mediodía y noche; durante quince días mañana y noche:
    AE Eucalipto AE Pino aa AE Tomillo
    5 a 15 gotas en una cucharada sopera de aceite en la que se habrá añadido 1 ampolla de granulos de cobre.
    — Niños más grandes: microlavados posibles en función del comienzo terapéutico. Si no, AE por vía oral:
    AE Hisopo 1.50 gr
    AE Eucalipto 1.50 gr
    AE Ciprés 1.50 gr
    Aceite de uva csp 45 mi
    5 a 15 gotas (en función de la edad) mañana, mediodía y noche.
    3. Asociar plantas (antitusígenas, sedantes, antisépticas y an-tiespasmódicas):
    Drosera rotundifolia TM 60 mi
    Grindelia robusta TM 30 mi
    Anemona pulsatilla TM 35 mi
    10 a 45 gotas (en función de la edad), tres veces al día.

    4. Lavado de nariz con: Plasma de Quinton 5 mi. Granulos de plata 2 mi
    Mañana, mediodía y noche durante diez días; mañana y noche durante veinte días.

    5. Inhalaciones secas:
    Directamente en las ventanas de la nariz o algunas gotas en la almohada con:
    AE   Niaouli 3     gr
    AE   Pino 3     gr
    AE   Salvia 3     gr
    AE   Tomillo 0,50 gr
    6. Coccus cacti 4 CH:
    Diluir 15 granulos en un vaso de agua y administrar una cucharada cada hora.
    7. Jarabe de rábano negro.

    Plantas para la Tos Ferina

    Enfermedad infecciosa y contagiosa debida al bacilo de Bordet y Gengou, de diagnóstico evidente en el periodo de acceso pero poco cómodo en la fase catarral.
    Es una enfermedad que reviste enorme gravedad en el niño de menos de dos años, esencialmente en los bebés de menos de seis meses que no se benefician de ninguna protección por anticuerpos de origen materno.
    Letalidad del orden del 10 por ciento en el primer mes, 5 por ciento en los tres primeros meses, 2.5 por ciento de tres a seis meses a pesar de todas las técnicas modernas de reanimación neonatal.
    Las medidas profilácticas deberán ser drásticas. Hay que determinar en primer lugar todos los niños de pecho que hayan estado en contacto con un niño o un adulto afectado por la tos ferina y ponerles inyecciones intramusculares de gamma globulina específicas.
    Tratamiento
    1. Cloruro de magnesio:
    Un sobrecito de 20 gr. por un litro de agua.
    — En el bebé en función de la edad, 15 a 30 cm3, cada tres horas durante dos días, luego cada seis horas durante cuatro o cinco días, luego cada ocho horas, cada doce horas.
    — Niño mayor, 1 dosis (en función de la edad) cada seis horas (las dos primeras tomas con intervalos de dos horas) durante dos días; luego mañana, mediodía y noche durante cinco días; luego mañana, mediodía y noche mientras dure el acceso.
    En todos los casos, el cloruro de magnesio mejorará la tos ferina.