Archivos para Terreno Categoría

    Estancia con limoneros

    ¿Estancia perfumada?
    Bajo frondosos cítricos
    Resulta básico pensar en detalles del jardín que en muchas ocasiones no se tienen en cuenta por diseñadores y aficionados. Nos referimos a las fragancias de las plantas y los distintos modos de disfrutarlas. Uno de ellos es el que ves en la imagen, se trata de instalar un área de descanso y reunión junto a un grupo de frondosos limoneros que, al tiempo que sombra, proporcionan al enclave el aroma de sus flores, hojas y frutos.

    ¿Cómo mejorar suelos deficientes?

    ¿Cómo mejorar suelos deficientes?
    Arcillosos
    Problema: Están pegajosos y húmedos, lleva tiempo calentarlos durante la primavera, y se endurecen y agrietan en verano. Su drenaje es lento.
    Solución: Añade materia orgánica, como compost, turba o mantillo. Tranformarán la arcilla en un suelo excelente. Elige plantas que se desarrollen bien en este terreno, como rosas, madroños…
    Arenosos
    Problema: No retienen el agua, por lo que precisan riegos constan tes en verano. Poco fértil. Las plantas necesitan tutores los primeros años.
    Solución: Echa materia orgánica y acolcha de forma regular. Elige plantas que desarrollen raíces fibrosas (crasas, mimosas, etc.). Son fáciles de trabajar, y se calientan rápido en primavera.
    Turbosos
    Problema: Son suelos sólo válidos para plantas acidas
    (camelias, brezos, hortensias…). Llegan a saturarse de agua con facilidad, con riesgo de encharcamiento.
    Solución: Cultiva especies como las mencionadas. Si lo deseas, transfórmalo añadiendo cal y tierra vegetal. Manténlo con una humedad moderada, sin que se encharque ni se seque.
    Limosos
    Problema:
    Pueden ser fértiles y porosos, pero se compactan enseguida y resultan propensos a formar costras, una dura capa que hace difícil la entrada de agua de riego y su oxigenación.
    Solución: La incorporación de arena al terreno mejorará su estructura, haciéndolo más poroso. Mézclalo con turba o compost y realiza cavas superficiales. Pon riego por goteo.

    Arado

    Es más, es preferible realizar un doble arado para favorecer la filtración de las aguas excedentes, que en los terrenos arcillosos tienden a estancarse con frecuencia en la superficie. Además, antes de proceder a la plantación a campo ‘ abierto es necesario traba-jar el terreno con la azada y el rastrillo, a fin de desmenuzar los terrones e igualar perfectamente la superficie. Para satisfacer las necesidades de una familia formada por 4 personas es suficiente cultivar 1-2 plantas de caqui.

    Humedad de suelos

    En cada embudo se coloca, en el fondo, un tampón de algodón (resulta muy adecuado el algodón hidrófilo) embutido dentro del cuello de tal modo que actúe de tapón. Así se evita que el material introducido en los embudos atraviese el cuello pero, al mismo tiempo, al ser el algodón permeable, permite que el agua descienda.

    Suelo organico

    El terreno permanece, en buena medida, pegado a la mano, sin tomar, sin embargo, la forma de la palma ni mostrar signos de ser compacto, al tiempo que una parte, pequeña pero no insignificante, de las partículas resbala y cae a tierra. En este último caso el terreno es orgánico.

    Otro método, que proporciona resultados más válidos, está basado en una sencilla prueba que puede realizarse en casa. Hay que tomar, como se ilustra en la figura, tres recipientes idénticos de vidrio transparente (de al menos un litro de capacidad) y tres embudos.

    Humedad del suelo

    Si el terreno no está en su grado justo de humedad, los resultados que se obtengan pueden ser incorrectos. Este puede suceder fácilmente, pues no es sencillo valorar a simple vista si el terreno está demasiado seco o demasiado húmedo: de nuevo, es una cuestión de “tacto” y de experiencia.

    El terreno

    El terreno aparece compacto, permanece pegado a la mano y toma la forma de la palma; en cualquier caso, sólo una mínima parte de las partículas de las que se compone resbala y cae a tierra. Ello significa que el terreno es arcilloso. & El terreno resbala en parte y cae al suelo.

    Erosión

    Este fenómeno negativo se llama erosión y se combate por muchos medios; por ejemplo, añadiendo sustancia orgánica. Por el contrario, los terrenos dotados de una cantidad suficiente o buena de “cementos”, es dec los de mezcla media, arcillosos y orgánicos, no corren este riesgo más que de forma limitada.

    El cemento

    El “cemento” que mantiene unidas a las partículas en el interior de los grumos es, como se I visto, la arcilla y la sustancia orgánica.
    En los terrenos pobres en estas partículas, es decir en los sueltos, a menudo no se forman U grumos y el suelo presenta una escasa cohesión.
    Este es un grave defecto, pues basta con que corra el agua por el terreno o un fuerte viento pa llevarse la capa más superficial, que es la más fértil.

    Terreno

    Cuando el terreno pierde su estructura se afirma que pasa al estado granular o desestructurado. En dicho caso, los terrones se descomponen, las partículas que forman el terreno se independizan por completo las unas de las otras v el terreno mismo se vuelve extremadamente compacto. Esta situación es particularmente negativa, pues los macroporos quedan reducidos a una cantidad muy limitada y, por tanto, el espacio para el aire se reduce a a mínima expresión!