Información sobre Plantas

El niño está expuesto a numerosas afecciones benignas en su mayor parte. Los riesgos que corre no están tan relacionados con la propia enfermedad como con las complicaciones que ésta puede engendrar eventualmente, o con una terapéutica mal adaptada o demasiado agresiva.

Sin embargo, la puesta en activo del primero de los dos momentos terapéuticos que acabamos de mencionar será suficiente con la mayor frecuencia para obtener la curación del episodio infeccioso en curso. Plantas para las enfermedades infantiles, que aporta un conjunto de elementos útiles a este respecto, encuentra naturalmente su lugar en el seno de una colección de las medicinas de Terreno. Podría parecer que este sitio se aleja de toda preocupación por un tratamiento de terreno al dar indicaciones terapéuticas particulares para cada enfermedad y, sin embargo, se incorpora a ella por la primera de las actitudes que hemos señalado: aportar al organismo todo lo que necesita para su autodefensa.