Posts Tagged aceites de plantas

    Aceites escenciales de plantas – Via Rectal –

    VIA RECTAL
    Los aceites esenciales deben ser mezclados, en función de la edad, con una cucharilla de café a una cucharada sopera de aceite de oliva. Se pueden añadir 1 o 2 ampollas de granulos de plata y de granulos de cobre.
    Deben hacerse en general 2 o 3 veces al día, durante algunos días, después una vez por la noche durante una semana por término medio. Deben ser inyectados con una pequeña pera auricular.
    — De 1 mes a 1 año: 5 a 10 gotas de AE
    — De 1 año a 3 años: 10 a 15 gotas de AE
    — De 3 años a 7 años: 15 a 20 gotas de AE
    — De 7 años a 10 años: 20 a 25 gotas de AE
    — De 10 años a 15 años: 25 a 35 gotas de AE
    Ejemplo (niño de cinco años)
    Microlavado a guardar con: AE   Niaouli AE   Tomillo AE   Canela
    15 gotas en una cuchara sopera de aceite de oliva a hacer por la mañana, el mediodía y la noche durante dos días; mañana y noche durante dos días; noche durante cinco días.

    Los Aceites Esenciales de las plantas y Tisanas

    Utilizamos unos 60 de ellos. Se obtienen por destilación en general, exprimiéndolos (agrios) o extrayéndolos por disolvente. Se utilizan: algunas gotas de aceites esenciales, ya sean puras o diluidas en un disolvente.

    Las indicamos a menudo en nuestras prescripciones, pero a menudo no son más que un complemento terapéutico. Algunas plantas, sin embargo, serán preferentemente tomadas en tisana, pues la extracción acuosa de los principios activos es superior a la extracción alcohólica.
    Ejemplo: el Arpapagophytum procumbens Extracción acuosa: 20 a 30 por ciento Extracción alcohólica: 3 por ciento
    En función de la parte de la planta utilizada, existen varias técnicas:
    La infusión: poner en el agua a punto de ebullición una cierta cantidad de plantas. Se utilizan tanto flores como hojas con variaciones.
    La decocción: consiste en hacer hervir durante un tiempo más o menos largo (de unos minutos a unas horas).
    La maceración: dejar en infusión durante varias horas en agua caliente o fría.