Posts Tagged cloruro de magnesio

    Especies de plantas para la Poliartritis

    Estos tratamientos será modulados en función de la evolución: los anti-inflamatorios cederán la plaza a plantas de acción más específica sobre el terreno del sujeto.
    3. Belladona 4 CH Bryonia 4 CH:
    Diluir 15 granulos de cada medicamento en un vaso de agua y administrar una cucharada sopera cada hora.
    4. Cloruro de magnesio:
    1 sobrecito de 20 gr por un litro de agua. 1 dosis (según la edad), mañana y noche durante un mes, en adelante 1 por día.
    5. Después de la fase inflamatoria aguda: Cura de cola de caballo.
    Cura de polen.

    Plantas para la Tos Ferina

    Enfermedad infecciosa y contagiosa debida al bacilo de Bordet y Gengou, de diagnóstico evidente en el periodo de acceso pero poco cómodo en la fase catarral.
    Es una enfermedad que reviste enorme gravedad en el niño de menos de dos años, esencialmente en los bebés de menos de seis meses que no se benefician de ninguna protección por anticuerpos de origen materno.
    Letalidad del orden del 10 por ciento en el primer mes, 5 por ciento en los tres primeros meses, 2.5 por ciento de tres a seis meses a pesar de todas las técnicas modernas de reanimación neonatal.
    Las medidas profilácticas deberán ser drásticas. Hay que determinar en primer lugar todos los niños de pecho que hayan estado en contacto con un niño o un adulto afectado por la tos ferina y ponerles inyecciones intramusculares de gamma globulina específicas.
    Tratamiento
    1. Cloruro de magnesio:
    Un sobrecito de 20 gr. por un litro de agua.
    — En el bebé en función de la edad, 15 a 30 cm3, cada tres horas durante dos días, luego cada seis horas durante cuatro o cinco días, luego cada ocho horas, cada doce horas.
    — Niño mayor, 1 dosis (en función de la edad) cada seis horas (las dos primeras tomas con intervalos de dos horas) durante dos días; luego mañana, mediodía y noche durante cinco días; luego mañana, mediodía y noche mientras dure el acceso.
    En todos los casos, el cloruro de magnesio mejorará la tos ferina.

    Plantas para las Anginas Eritematosas

    1. AE   Tomillo 1.50 gr
    AE   Canela 1.50 gr
    AE   Ciprés 1.00 gr
    Aceite de uva csp 45 mi
    5 a 15 gotas (según la edad), mañana, mediodía y noche. Los aceites esenciales serán escogidos entre las esencias con acción bactericida in vitro sobre estreptococos y otros gérmenes: orégano, canela, tomillo, clavo, ciprés, menta, mejorana.

    2. Ribes nigrum TM
    Juglans regia TM      aa csp 125 mi
    Althaea officinalis       TM 10 a 45 gotas (según la edad), mañana, mediodía y noche. La lista no es limitativa, se utilizarán las tinturas madres en función del estado del sujeto y se actuará sobre los órganos que parezcan deficientes.
    3. Cloruro de magnesio:
    1 sobrecito de 20 gr. en un litro de agua. 1 dosis (según la edad) después otra dosis dos horas después; seguidamente cada seis horas, durante dos a tres días; lue^o ana dosis mañana y noche durante cinco a siete días;despuéü un vaso al día durante dos semanas.
    4. Cobre Oligosol:
    1 ampolleta cada cuatro o cinco horas, mientras haya temperatura; después una ampolleta mañana y noche durante diez días.

    Cloruro de Magnesio, dosis a preparar

    Un sobrecito de 20 gr por litro de agua a efectuar durante 3 semanas máximo.
    Dosis (18):
    — De 0 a 6 meses: 10 a 15 mi
    — A 6 meses: 20 mi
    — De 6 meses a 1 año: 30 mi
    — De 1 año a 2 años: 60 mi
    — 3 años: 80 cm3
    — 4 años: 100 cm3
    — 6 años o más: 125 cm3
    Número de tomas: En los casos agudos:
    — Niño de menos de un año, cada tres horas;
    — Niño de más de un año, cada seis horas.
    En el niño de uno a dos años, puede darse media dosis cada tres horas.
    El espaciamiento de la dosis está en función de la evolución. La única consecuencia indeseable que puede producirse es la diarrea ante las dosis repetidas.
    Ejemplo (niño de diez años con una afección aguda):
    125 cm3 cada seis horas durante tres días; cada ocho horas durante tres días; mañana y noche durante dos semanas; por la mañana durante diez días.

    El cloruro de magnesio

    EL Cloruro de Magnesio

    Ya nadie puede negar la acción del magnesio en diversos metabolismos. Su deficiencia es responsable de un gran número de enfermedades, entre las que puede contarse al cáncer.
    Su carencia en la alimentación aumenta regularmente. Las causas principales de esto son esencialmente el abuso del abono potásico en el cultivo y el empleo sistemático de harina blanca en la alimentación.
    El cloruro de magnesio es un médicamente muy antiguo. Existe desde hace más de 60 años. Fue utilizado por primera vez en terapéutica por el Dr. Pierre Delbet, quien mostró, con una serie de experiencias (comunicación dirigida a la Academia de Medicina el 7 septiembre 1915), que el cloruro de magnesio aumenta, in vivo, el poder fagocitario de los polinucleares en proporciones que llegan hasta el 333 %. Estas experiencias habrían podido interesar al cuerpo médico. En lugar de ello, algunos médicos (y muchísimas familias) utilizan el cloruro de magnesio que tiene siempre una notable eficacia en un gran número de enfermedades.