Posts Tagged hierbas

    Hierbas suecas

    Hierbas suecas

    Si se indaga en la historia de las Hierbas Suecas nos encontramos con muchas variantes en su formulación desde hace siglos.
    Bajo diversos nombres se encuentran citadas una y otra vez desde la Edad Media en libros y publicaciones médicas de la época siendo la más conocida la de Paracelso cuya receta se llamó elixir ad longam vitan (elixir o medicamento para una larga vida). En el siglo XVIII el doctor Samst, Decano de la Facultad de Medicina de Suecia, rescribió la fórmula como la conocemos actualmente y de allí el nombre de Hierbas Suecas.
    La característica a destacar de esta antigua formulación es la combinación adecuada de las diferentes hierbas medicinales que tienen un efecto mayor que las sustancias que la componen por si solas.
    El arte de la preparación de los fitoextractos consiste en saber combinar aquellas hierbas que se complementan positivamente, como esta maceración, compuesta de una cuidadosa selección de hierbas y raíces medicinales tales como Angélica, Carlina, Ruibarbo, Sen, Aloe y Genciana.
    Indicaciones para uso interno
    Como corrector del aparato digestivo, elimina pesadez estomacal, flatulencias, dolor de vientre, estreñimiento, actuando como un excelente y suave regulador intestinal. Como depurador de la sangre, elimina todas las toxinas acumuladas en ella, actuando lentamente sobre las funciones metabólicas del organismo, estimulando los grandes filtros de nuestro cuerpo (riñones, hígado, intestino). En el caso de hemorroides, una enfermedad muy frecuente, las Hierbas Suecas tomadas regularmente las desinflaman, evitando de esta manera futuras trombosis. En este caso se pueden también aplicar las Hierbas Suecas en formas de compresas sobre las hemorroides externas inflamadas, eliminando el dolor rápidamente.
    Dosis uso interno: 1 cucharadita de té o 2,5ml. dos a cuatro veces al día disuelto en un poco de agua tibia o infusión de hierbas.
    Indicaciones de uso externo:
    La múltiple utilización de las Hierbas Suecas para uso externo comprende desde quemaduras, moretones, chichones, sabañones, dolores reumáticos, dolores musculares. Dolores y zumbido de oídos, ciática, várices, cicatrices, golondrinos, callos, sinusitis, resfríos, picaduras de insectos y agua vivas. Manchas de piel, verrugas, forúnculos, aftas y sapitos de la boca, se aplican con toques.

    Modo de aplicación externa
    La aplicación externa ya sea en compresas o toques, las Hierbas Suecas siempre se utilizan sin diluir, humedeciendo el algodón o el hisopo y aplicando en la parte enferma del cuerpo.
    Las compresas se dejan actuar en lo posible de 2 a 4 horas, protegiendo la piel con Crema de Caléndula y la ropa de mancharse con un nylon. Para toques se moja el hisopo en Hierbas Suecas y se aplica varias veces al día.
    También se puede utilizar para inhalaciones. Para gárgaras y buches en caso de dolores de garganta, de muela, inflamación de la encía, aftas, flemones y llagas se disuelve 7,5ml. con un poco de agua tibia.
    Precauciones: no tomar en presencia de diarrea persistente, ni combinar con productos lácteos.
    Presentación: envases de 100ml y 200ml.