Posts Tagged plantas

    Distribución de las plantas

    Distribución de las plantas

    1 Huerta con calabacines, cebollinos e hinojo
    2 Bosquete de alisos (Alnus glutinosa)
    3 Césped rústico
    4 Estanque con lirios, jacintos y nenúfares
    5 Abedules (Betula alba)
    6 Macizo de vivaces, con margaritón, eupatorium, lilo y celinda
    7 Arriate mixto a base de hortensias, gladiolos, lavanda, acantos…
    8 Macizo mixto con salvias, peonías, euforbias, evónimus e hipérico
    10 Ciprés piramidal (Cupressus sempervirens stricta)
    11 Seto de aligustre (Ligustrumovalifolium), rodea-ando todo el jardín

    Plantas que soportan la sequia

    Soportan bien la falta de agua
    Existen muchas causas que provocan un ambiente seco. La primera está relacionada con el clima cálido del que disfrute el jardín, pero a ella se añaden la calidad del terreno (arenoso, pedregoso y sin capacidad para retener el agua); la orientación sur y oeste, sobre todo si un muro claro refleja la luz del sol; la ausencia de riego debida a
    restricciones, ausencias u olvidos; los vientos secos… Si tu jardín reúne al menos dos de estas condiciones, decídete por plantas bien entrenadas a vivir solas, cúbrelas con paja, y utiliza sin reparos la gravilla y los guijarros. Por supuesto, olvídate del césped y descubre los beneficios de otras especies tapizantes y con color, como los lirios
    enanos, la lavanda, los telefíos, la salvia… También puedes plantar un árbol o varios arbustos con el fin de que su sombra suavice la temperatura en las horas más cálidas del día. Como ves, no tienes que renunciar a disponer de un jardín florido si vives en una zona de sequías constantes. Éstas son las plantas más adecuadas para las regiones secas.

    Plantas amantes de la humedad

    ¿El terreno se encharca?

    Plantas amantes de la humedad
    • Un suelo anegado o húmedo en verano es el lugar adecuado para plantar un jardín pantanoso en la cornisa cantábrica.
    Puedes crear un arriate de plantas húmedas y perennes que configuraría un paisaje espectacular. Hay muchas especies para elegir: Iris kaempferi (foto), mimulus, astilbes, ligularias o la gigante Gunnera manicata.
    • En el resto de zonas drena el terreno para modificar el estado de la capa freática del subsuelo y evitar que asfixie a las raíces. Realiza una red de zanjas en forma de espina de pescado que vierta sus aguas al alcantarillado.
    • También puedes rellenar las depresiones que tiendan a encharcarse, con lo que ampliarás la profundidad a la que pueden llegar los sistemas radiculares de las plantas. De momento, cubre estas superficies con un sufrido césped, ávido consumidor de agua.

    El Chalote

    El chalote o aso de ascalonia pertenece a ia familia tía las liliáceas (al igual que el ajo, la cebolla y el espárrago, no se conoce   su origen con exactitud, si bien se considera que deriva de una mutación de la cebolla. Las primeras noticias históricas ciertas relativas a esta hortaliza se remontan al siglo IX: las crónicas refieren que se podía encontrar en los jardines de la corte de Carlomagno.

    Planta

    El aire ha de entrar en la boca, pero no en el estómago. Si se traga la comida con precipitación o se bebe a grandes sorbos, entra aire en el estómago (acrofagia), lo que dificulta la digestión y crea una sensación de pesadez y malestar. Las bebidas muy frías (aparte de otros inconvenientes) favorecen la acrofagia, ya que los gases s disuelven mejor en frío, por lo que los líquidos muy enfriados llevan disuelta mucho más cantidad de aire que a temperatura ambiente. Cuando el líquido se calienta en el estómago, suelta el aire que lleva disuclto.

    Aire plantas

    Por cierto que la civilizada costumbre de comer con la boc cerrada, si se cumple con excesiva rigidez, aire plantas, no es saludable, pues con viene que entre aire en la boca durante la masticación para que bolo alimenticio se oxigene. No hay porqué alarmarse, pues ello es compatible con la buena educación, ya que no hay ninguna necesidad de enseñarle la campanilla al comensal de enfrente para permití la entrada de un poco de aire en la boca durante la masticación.

    Tipos plantas

    No todos los alimentos exigen la misma masticación (dependerá de su dureza, fibrosidad, etcétera), pero, como norma general, no se debería masticar ningún bocado menos de treinta veces, cosa que muy poca gente hace.

    Plantas para la digestion

    Una masticación apresurada y una insalivación insuficiente son el primer paso para una mala digestión. A este respecto, Gandhi decía «hay que beber los sólidos y comer los líquidos», dando a entender que los sólidos había que masticarlos hasta convertirlos en una papilla casi líquida, y que los líquidos no había que tragarlos sin más, sin insalivarlos y caldearlos antes en la boca.

    Reuma

    Una dieta eminentemente vegetariana evita la formación del ácido úrico y, con su acción diurética y depurativa, limpia progresivamente el organismo del que se hubiera podido acumular. En contra de lo que mucha gente cree, la artritis, el reuma, la gota, la uremis. etc., se pueden curar por completo sin más que seguir una dicta adecuada y con la ayuda de una cuantas infusiones (ver «artritis» en el índice de dolencias).

    Plantas diureticas

    Una alimentación diurética (que favorece la producción de orina) y depurativa, basada en frutas y verduras frescas, sin carnes contaminantes, mantiene los riñones limpios y saludables.

←Anterior