Posts Tagged plantas especies

    Azulejo o Aciano

    Es una planta muy corriente en los campos de cereales, entre las mieses, como planta infestante.
    Propiedades curativas: El cocimiento de flores (30 g en un litro de agua) se usa en la tos y los catarros, como expectorante. Sirve también para lavajes en las inflamaciones de los ojos.

    Azucena

    Planta de flores muy hermosas y perfumadas.
    Propiedades curativas. El aceite preparado con flores recién recolectadas se usa para fricciones y aplicaciones en las obstrucciones y endurecimientos de las mamas. Se usa especialmente el bulbo, por sus dotes emolientes y resolutivas en los abscesos, los panadizos, los furúnculos. Para ello basta hacerlos cocer bajo las cenizas o en agua o leche y aplicarlos renovándolos cada hora. También es un resolutivo de las callosidades. Los pétalos macerados en alcohol proporcionan una sustancia que, al secarse, adquiere la consistencia de un tafetán y es de mucha utilidad para pincelar las heridas superficiales.

    Azafrán

    Planta herbácea perenne, de la región mediterránea, muy cultivada en Cuenca, Albacete, Ciudad Real y Teruel. Del bulbo pardo rojizo salen hojas membranosas, pequeñas, blancas; cerca del centro hay las hojas normales, lineales. Las flores se agrupan de dos en dos, o de tres en tres y brotan entre las hojas. La droga está concentrada únicamente en los estigmas, que tienen un olor fuerte, sabor amargo, tiñen el agua de amarillo, así como el alcohol y la saliva. Estos estigmas, desecados, constituyen el azafrán en hilos, siempre preferible al pulverizado, demasiado adulterado. En farmacia se usa para preparar el láudano; en cocina, como condimento. Tiene propiedades sedantes sobre el sistema nervioso periférico. Se usa eficazmente contra la amenorrea atónica, atonía nerviosa, insomnio, espasmos diversos, dolores de la dentición. Infusión: (0,20 p por litro de agua), tintura, jarabe: en la dentición infantil, par friccionar las encías.

    Avellano de la familia de las Cupulíferas

    Es inutil extenderse en la description de este arbusto conocidísimo.
    Propiedades curativas. Sus frutos contienen hierro y el 60 por 100, aproximadamente, de un aceite que puede ser empleado, sin ningiin inconveniente, para usos culinarios, pero que sobre todo tiene aplicaciones como edulcorante (dulcificante), emobente, para sus-tituir el aceite de almendras, en las infiamaciones del intestino. El aceite, mezclado con vino rojo, es, ademas, un excelente detergente de Uagas y ulceras. Asimismo, tornado a la dosis de 150 g, en ayunas cada mafiana, destruye la tenia favoreciendo su expulsion. La infusion de hojas (25-30 g en 1 litro de agua) posee propiedades curativas y cicatrizantes. (Vease ilustracion en color.)

    Arnica

    ARNICA (Familia de las Compuestas)
    Hermosa planta herbácea, muy decorativa. Crece en los Pirineos, Cordillera Cantábrica y Montes de Galicia, a alturas comprendidas entre los 1500 y los 2400 m. Hay quien la llama “tabaco de montaña”. Su altura varía entre 20 y 60 cm. Tallo velludo, muy recto y terminado en una, dos o tres cabezuelas de un hermoso color anaranjado. Los aquenios tienen un vilano plumoso, la raíz se alarga horizontalmente, a poca profundidad. Toda la árnica exhala un olor aromático agradabilísimo. Es amarga. El ganado que pasta, sobre todo las cabras, come sus hojas ávidamente. Las hojas y la raíz tienen propiedades terapéuticas más atenuadas que las flores; éstas son, por lo tanto, usadas preferentemente para la preparación de infusiones, emplastos y tinturas.
    Propiedades curativas. Emplasto: extracto de flores, 10 g; miel, 24 g. Se añade un poco de polvo de altea hasta obtener la consistencia deseada. Se extiende sobre un paño y se aplica. Actúa sobre los furúnculos que estropean la piel. Infusión: Tomada a cucharadas es expectorante. Se obtiene así: flores, 10 g, en 150 g de agua. La tintura de árnica, eficacísima en las torceduras y las contusiones, se obtiene así: 20 g de flores o raíces en 100 g de alcohol de 60°. Se deja macerar durante 10 días. Diluir una parte en 3-4 partes de agua; o bien: tintura, 20 g; glicerina, 50 g; agua, 60 g. Se embeben unos paños que se aplican localmente en las distorsiones y en las contusiones, siempre que no exista llaga.
    El árnica debe usarse prudentemente. La decocción se usará únicamente después de haber sido recetada por el médico.

    Aristoloquia

    ARISTOLOQUIA (Familia de las Aristoloquiáceas)
    Pequeña planta perenne, que crece en los viñedos, en lugares incultos, entre la maleza. Propia de las regiones templadas y cálidas. Tiene un tallo anguloso y delicado, de una longitud de 50-80 cm. Flores amarillas, de 3 a 6, de base redonda, terminadas en bordes largos. La raíz, única parte empleada, tiene forma de huso, de una longitud de 30-35 cm y es también amarilla. Se cosecha en septiembre-octubre. Toda la planta posee un olor desagradable.
    Propiedades curativas. Ayuda contra el histerismo y el eccema. Se usa con muchas precauciones, únicamente bajo prescripción médica, pues da lugar, con mucha facilidad, a congestiones del útero; es una excelente reguladora de la menstruación; una dosis de infusión (10-15 g de raíces en un litro de agua) provoca su desaparición. A semejanza de la valeriana, tiene acción calmante, sedante.

    Anemona Pulsatila

    ANEMONA PULSATILA (Familia de las Ranunculáceas)
    Planta perenne herbácea, sin tallo, velluda, de hojas escasas; la flor, única, de color violeta, cuelga aun antes de abrirse, está unida a un fuste flexible, redondo, provisto de pelos grisáceos. En estado fresco es una planta venenosa; desecada, pierde sus propiedades tóxicas Se usan en estado fresco las hojas y las flores recolectadas en el momento de la floración; contienen un jugo acre y cáustico. La planta tiene propiedades vesicantes, febrífugas, sudoríficas, anti-espasmódicas, eméticas, expectorantes. El polvo de las hojas secas provoca el estornudo.
    El agua destilada hace desaparecer las manchas de rojez de la piel; provoca el vómito, es eficaz contra las enfermedades de la piel, los dolores reumáticos, las neuralgias faciales. La infusión se prepara con 2-5 g de hojas en medio litro de agua, sin sobrepasar, nunca, esta dosis. El envenenamiento con anémona pulsatila presenta los mismos síntomas que los producidos por el acónito. al perejil, con pequeños frutos verdes dispuestos en umbela. El fruto es duro, comprimido lateralmente, la raíz blanca y fibrosa. De toda la planta se emplean sólo las semillas que, recolectadas del interior del fruto en agosto, se desecan y limpian. Tienen un olor aromático, dulce, picante, y poseen múltiples propiedades terapéuticas y curativas. Por esta razón se la cultiva como planta medicinal.
    Propiedades curativas. Se suele administrar en forma de infusión después de comer. Es excitante, sudorífica, expectorante, combate las anomalías de las vías digestivas, la gastralgia, la dispepsia, los vértigos, los dolores de vientre de los niños. La dosis de la infusión es de 15 g en un litro de agua. Se tomará a tazas después de las comidas, contra las digestiones difíciles y los gases intestinales. El anís se usa como correctivo de muchas preparaciones; en Alemania incluso en la elaboración del pan.
    Licor de anís: semillas troceadas, 40 g; canela, 1 g; azúcar, 500 g; alcohol de 90°, un litro; agua, un litro. Se hace macerar 5 ó 6 semanas. Se filtra.
    Agua dentífrica de Botot: anís, 30 g; canela, 8 g; clavo, 8 g; esencia de menta, 2 g. Se deja macerar durante 8 días en 750 g de alcohol. Se filtra. Se añade tintura de ámbar, 1 g. Para usarla, se ponen unas gotas en agua, tanto para desinfectar la boca como para tonificar las encías.

    La Amapola

    AMAPOLA (Familia de las Papaveráceas)
    Es una planta infestante.
    Propiedades curativas. Las flores frescas, pero más especialmente las secas (recolectadas en la época de la floración y desecadas, rápidamente, en capas delgadas, sobre papel o tela, al sol), tienen numerosas aplicaciones a causa de sus propiedades emolientes, expectorantes, narcóticas, calmantes de la tos. Los frutos o cabezas, privados de las semillas, tienen las mismas aplicaciones. La infusión (5 g en 250 g de agua) se recomienda contra los catarros, toses, resfriados, la tos ferina, así como para combatir el insomnio de los niños, de las personas delicadas. Téngase cuidado, cuando se trata de niños, de administrar solamente preparados a base de amapolas, sin confundirlas con las adormideras, que contienen opio que es un veneno no soportable, en ninguna dosis, por los niños.

    El alquequenje de la familia de las Solanáceas

    Planta herbácea de 50 a 60 cm de altura, con tallo recto, que al principio es verde claro, pero cuando salen los retoños se vuelve rojo parduzco. Tiene hojas irregulares que se desgajan del tallo y se orientan hacia abajo. Las flores son blancas o amarillentas. Las bayas maduran en septiembre y tienen aspecto de cerezas, pero, a diferencia de éstas, poseen un sabor amarguísimo. El cáliz que encierra la baya tiene una forma extraña, como una vejiga; de ahí procede su nombre de origen árabe “alkekenjo”, o sea, “vejiga”.

    Propiedades curativas. Son diuréticas. Los frutos se recolectan y se hacen secar al sol o en un horno. Muy recomendables para las nefritis, gota, ictericia, cálculos de la vejiga, retención de orina, obstrucciones viscerales, enfermedades hepáticas. Las bayas frescas administradas oralmente, curan la gota. Se obtiene una buena infusión haciendo hervir 15-20 bayas, cinco minutos, en 1 litro de agua, dejando luego la infusión diez minutos. Tómase en ayunas, un vaso por la mañana y otro al atardecer. El vino es eficacísimo en la cura de la gota y como febrífugo y diurético. Se obtiene como sigue: 30 g de hojas y frutos y 1000 g de vino blanco. Dejar macerar durante 8 días. Filtrar. También se toma a vasos y en ayunas.

    El Aloe de la familia de las Liliáceas

    En medicina se usa el jugo (extraído de las hojas mediante oportunas incisiones, evaporado en caliente, condensado, desecado y pulverizado) de algunas variedades de áloe, planta grasa muy difundida en Africa y en los países mediterráneos.
    Propiedades curativas. Tiene un sabor extraordinariamente amargo. A pequeñas dosis, mediante uso continuo (0,02-0,03 g), es un aperitivo digestivo y estimulante. A dosis más elevadas (0,25-1 g) es purgante. Se recomienda mucho a los enfermos del hígado, ya que aumenta la secreción biliar. Como amargante, el áloe entra en la preparación de muchos elixires, pildoras laxantes, purgantes, colagogos, digestivos, etcétera.
    Contraindicaciones. No debe indicarse el uso del áloe a las mujeres en estado de gestación o en período menstrual, en las metritis, porque favorece la congestión de los órganos del abdomen. Está contraindicado en las hemorroides, en las inflamaciones de la vejiga y del intestino, en la disentería y a los que sufren retención de orina, de cálculos urinarios.

←Anterior