Posts Tagged plantas especies

    El Almendro de la familia de las Rosáceas

    Arbol conocido por todos, originario del Asia Occidental y cultivado en toda la zona mediterránea. Hay dos variedades de almendros, los productores de almendras dulces y los que producen almendras amargas. Las dulces contienen 10 por 100 de azúcar y 20-25 por 100 de aceite. Se aconsejan a los que padecen de obesidad, de ictericia, de desarreglos pancreáticos motivados por su exceso de grasa. Se utilizan en la confección de dulces exquisitos.
    Propiedades curativas. Las almendras dulces son emolientes, refrescantes, laxantes. Receta de la horchata de almendras dulces (muy eficaz como calmante de la sed, nutritiva, refrescante, calmante de la tos, y en los desarreglos de los órganos digestivos y urinarios): En un recipiente adecuado recubrir con agua 100 g de almendras durante varias horas, con el fin de que se hinchen y se desprenda fácilmente la piel, lo que se consigue frotándolas con un trapo; las almendras así mondadas se pulverizan finamente en un mortero; mientras se continúa agitando el mortero, se añaden 2 litros de agua con 100 g de azúcar disuelto.
    El aceite de almendras dulces (dosis 30-60 g) es un excelente purgante para los niños y un laxante refrescante para los adultos. Para tener las manos suaves y blancas, pueden machacarse almendras dulces (8 1/2 parte) y almendras amargas (11/2 parte) y con la pasta obtenida friccionarse las manos.

    El Aliso de la familia de las Betuláceas

    Arbol que crece en las zonas húmedas y pantanosas; madera excelente para la construcción de embarcaciones y para la calefacción.
    Propiedades curativas. La corteza tiene propiedades febrífugas y astringentes, por lo cual se emplea para combatir las fiebres intermitentes (30 g de polvo administrado mañana y tarde, en ayunas, en medio vaso de vino blanco, al enfermo acostado). La decocción (30-35 g en 1 litro de agua) sirve para gargarismos en el dolor de garganta, también en las anginas tonsilares y contra las diarreas. Son útiles, asimismo, las aplicaciones externas contra las úlceras varicosas de las piernas que, con frecuencia, se cicatrizan.

    La Alcachofa de la familia de las Compuestas

    Todo el mundo conoce esta planta que da un fruto de un sabor muy agradable. (Véase ilustración en color.)
    Propiedades curativas. El fruto contiene mucho tanino y mucho hierro. Es, pues, útilísimo en la alimentación de las personas anémicas. El tallo y las hojas son amargos; fueron empleadas como febrífugas. La alcachofa se usa en la actuaüdad, sobre todo, en el tratamiento de las dolencias del hígado (ictericia, insuficiencias, etcétera), para lo cual se echa mano de la infusión de las hojas. La alcachofa se emplea mucho asimismo en forma de extracto fluido asociado con otras sustancias. He aquí una receta bastante eficaz: 10 g de extracto de bilis de buey, 10 g de oleato sódico, extracto fluido de alcachofa, de boldo, de ruibarbo, de diente de león, de mirobalano (10 g de cada), 15 g de alcohol, 15 g de glicerina. Tomar 10 gotas tres veces al día.

    Adonis de la familia de las Ranunculáceas

    ADONIS (Familia de las Ranunculáceas)
    La Adonis aestivalis, denominada también “gota de sangre“, debe este nombre a Adonis, amado por Venus a causa de su belleza, muerto por un jabalí y transformado en una hermosa flor escarlata. Es una planta de 20 a 50 cm de altura, con muchas hojas y flores en todas las ramas (de mayo a julio) de un rojo encendido. Crece preferentemente en las regiones marítimas y en los campos de cereales. La planta se deseca al sol. La cosecha tiene lugar antes de la floración. Las flores de la Adonis vernalis son amarillas; es la más empleada en la preparación de importantes especialidades farmacéuticas, pero es la menos frecuente. A pesar de contener dichas plantas un tóxico, la “adonidina”, aún se alternan con la digital en las curas particularmente prolongadas, por la razón de ser bien toleradas.
    Propiedades curativas. Una infusión de 4 g en 200 g de agua, tomada tres veces al día, ejerce una acción tonicocardíaca sin producir hipertensión. Está incluso indicada en las miocarditis transitorias de las enfermedades infecciosas; también en las formas de arteriosclerosis.

    Acederilla de la familia de las Oxalidáceas

    ACEDERILLA (Familia de las Oxalidáceas)
    Es una hierba muy parecida al trébol, por cuya razón se la llama también “trébol acedo”. Tiene tallos pequeños, bajos y tiernos, rizoma grácil y ramoso, hojas de color verde pálido. Las flores, de diversos colores (blanco vetado de rojo o rojo vetado de azul), aparecen en primavera en las proximidades de la época pascual; de ahí el nombre de “aleluya”. Crece en las zonas montañosas septentrionales y se come como la lechuga. Sirve para hacer cocimientos o cataplasmas únicamente con fines curativos.
    Propiedades curativas. El cocimiento (60 g en un litro de agua) es eficaz como astringente y diurético. En crudo está indicada en las ulceraciones de la garganta y de la boca. En forma de cataplasma facilita la supuración de los abscesos fríos. A fin de que sus propiedades curativas resulten eficaces debe usarse fresca. En primavera, comida como ensalada, es eficaz.

    Acacia de Espinas o tambien llamada Robinia

    ACACIA DE ESPINAS o ROBINIA (Familia de las Leguminosas)
    Arbol de altura media (15-20 m). Tiene las ramas recubiertas de agujas; sus hojas, de forma oval, son excelentes como forraje, pues favorecen la secreción láctea. Las abejas tienen predilección por las flores de acacia.
    Propiedades curativas. Se obtienen infusiones o decocciones con las flores desecadas o con las hojas. Una infusión de flores secas, 10 g en 50 g de agua, tiene excelentes propiedades laxantes. La decocción de hojas es indicada para clisteres y para detener la diarrea.
    Contraindicaciones. Asi las infusiones como las decocciones tienen una acción irritante sobre el estómago y los intestinos; tomadas de manera irreflexiva pueden provocar vómitos y debilitar todo el organismo.

    Abeto de la Familia de las Coníferas

    ABETO (Familia de las Coniferas)
    Arbol de tronco alto, de hojas aguzadas siempre verdes. Los frutos de los abetos tienen forma de cono, de ahí la denominación de coniferas. Su nombre latino Abies significa planta muy longeva. Puede alcanzar los 60 m de altura. Los dos tipos de abetos más difundidos en Europa son el blanco y el rojo. El primero, muy abundante en las regiones montañosas de la Europa central y meridional, proporciona leña para quemar y madera para la construcción; el segundo, de naturaleza muy apreciada, forma grandes bosques, incluso más arriba de los dos mil metros. La pez se extraía de ambos tipos de abeto.
    Propiedades curativas. El abeto, sumamente rico en resina, ha resultado de gran utilidad, desde la antigüedad, para el tratamiento de todas las afecciones pulmonares. En la actualidad, con las yemas se preparan infusiones muy indicadas para combatir la bronquitis, las formas agudas de la cistitis, la tos convulsiva y la fluxión de la vejiga. Es notorio que los lugares donde se cultivan las coniferas ejercen una acción benéfica sobre las enfermedades de índole pulmonar, mejorando los enfermos que pasan allí largas temporadas.
    Se obtendrá una infusión eficaz de yemas de abeto usando las siguientes proporciones: 70-80 g en 500 g de agua. Se produce un jarabe que se toma a razón de 100-200 g diarios.

    Abedul de la Familia de las Betuláceas

    ABEDUL (Familia de las Betuláceas)
    Es un árbol de 3 a 15 m de altura, con un tronco cubierto por una corteza blanca que se exfolia fácilmente, con hojas de un verde brillante, de forma más o menos triangular, apuntadas en el extremo y dentadas marginalmente, provistas de pedúnculo. Florece de abril a mayo. Se encuentra en las riberas y zonas húmedas de todo el Norte de España.
    Propiedades curativas. Las hojas desecadas al sol y las yemas tienen virtudes diuréticas, sudoríficas y febrífugas. Se emplean en forma de infusión: de 20 a 50 g en un litro de agua. Para obtenerla, cubrir el recipiente, dejar enfriar y cuando la temperatura ha llegado a 40 aproximadamente, se añade un gramo de bicarbonato sódico. Dejar en maceración 6 ó 7 horas y colar. También el cocimiento: de 25 a 50 g en 700 g de agua o vino, reduciendo el líquido a 500 g. Se usa, con idénticos fines, en las enfermedades del corazón con edemas difusos, y asimismo en los casos de litiasis renal. Para uso externo, el cocimiento en agua es útil contra los herpes, el sudor de los pies y el artritismo. Como bebida, contra la ictericia, las arenillas de la orina, los cólicos nefríticos, se emplea la savia, que se desprende abundantemente cuando en primavera se corta una rama. Por otra parte, la madera de abedul, calcinada en recipiente cerrado, se transforma en carbón vegetal; reducida a polvo, se emplea en las dispepsias flatolentas, en el meteorismo, en las diarreas fétidas, solo o unido al bismuto, a la belladona, a la pepsina.

    Plantas para Órganos Blancos

    Órganos blancos
    Hígado, vesícula:
    Raphanus sativus niger, Taraxacum dens leonis, Cynara sco-lymus, Betula alba, Chelodonium majus, etc.
    Páncreas:
    Fumaria officinalis, Geranium robertianum, Juniperus com-munis, Eucalyptus glóbulos, etc.
    Ríñones:
    Solidago virga áurea, Hieracium pilosella, Adonis vemalis. Intestinos:
    Cinnamomum  zeylanicum,  Eugenia caryophyllata,   Vacci-nium myrtillus, Juglans regia, Thymus vulgaris, etc.
    Plantas con acción depurativa general:
    Viola tricolor, Arctium lappa, Ulmus campestris, Solanum dulca mará, Menyanthes trifoliata, etc.

    Algunas especies de plantas para la Poliartritis

    Las plantas con acción anti-inflamatoria son múltiples. Las investigaciones sobre sus propiedades se multiplican en numerosos países, con el fin de poder sustituir los productos químicos, eficaces, pero con efectos secundarios importantes.
    — AE Ciprés 1 gr AE Estragón 1 gr AE Tomillo 1.50 gr Aceite de uva csp 45 mi
    5 a 15 gotas (según la edad) mañana, mediodía y noche.
    Trifolium arvense TM Cochorium intybus TM aa csp Urtica urens TM
    15 a 45 gotas (según la edad) mañana, mediodía y noche.
    — Tisana de: Harpagophytum procumbens
    3 a 10 gr por un tercio o medio litro de agua, hacer que rompa a hervir, dejar en infusión durante una noche, beber en tres veces.