Posts Tagged plantas perennes

    Aristoloquia

    ARISTOLOQUIA (Familia de las Aristoloquiáceas)
    Pequeña planta perenne, que crece en los viñedos, en lugares incultos, entre la maleza. Propia de las regiones templadas y cálidas. Tiene un tallo anguloso y delicado, de una longitud de 50-80 cm. Flores amarillas, de 3 a 6, de base redonda, terminadas en bordes largos. La raíz, única parte empleada, tiene forma de huso, de una longitud de 30-35 cm y es también amarilla. Se cosecha en septiembre-octubre. Toda la planta posee un olor desagradable.
    Propiedades curativas. Ayuda contra el histerismo y el eccema. Se usa con muchas precauciones, únicamente bajo prescripción médica, pues da lugar, con mucha facilidad, a congestiones del útero; es una excelente reguladora de la menstruación; una dosis de infusión (10-15 g de raíces en un litro de agua) provoca su desaparición. A semejanza de la valeriana, tiene acción calmante, sedante.

    Anemona Pulsatila

    ANEMONA PULSATILA (Familia de las Ranunculáceas)
    Planta perenne herbácea, sin tallo, velluda, de hojas escasas; la flor, única, de color violeta, cuelga aun antes de abrirse, está unida a un fuste flexible, redondo, provisto de pelos grisáceos. En estado fresco es una planta venenosa; desecada, pierde sus propiedades tóxicas Se usan en estado fresco las hojas y las flores recolectadas en el momento de la floración; contienen un jugo acre y cáustico. La planta tiene propiedades vesicantes, febrífugas, sudoríficas, anti-espasmódicas, eméticas, expectorantes. El polvo de las hojas secas provoca el estornudo.
    El agua destilada hace desaparecer las manchas de rojez de la piel; provoca el vómito, es eficaz contra las enfermedades de la piel, los dolores reumáticos, las neuralgias faciales. La infusión se prepara con 2-5 g de hojas en medio litro de agua, sin sobrepasar, nunca, esta dosis. El envenenamiento con anémona pulsatila presenta los mismos síntomas que los producidos por el acónito. al perejil, con pequeños frutos verdes dispuestos en umbela. El fruto es duro, comprimido lateralmente, la raíz blanca y fibrosa. De toda la planta se emplean sólo las semillas que, recolectadas del interior del fruto en agosto, se desecan y limpian. Tienen un olor aromático, dulce, picante, y poseen múltiples propiedades terapéuticas y curativas. Por esta razón se la cultiva como planta medicinal.
    Propiedades curativas. Se suele administrar en forma de infusión después de comer. Es excitante, sudorífica, expectorante, combate las anomalías de las vías digestivas, la gastralgia, la dispepsia, los vértigos, los dolores de vientre de los niños. La dosis de la infusión es de 15 g en un litro de agua. Se tomará a tazas después de las comidas, contra las digestiones difíciles y los gases intestinales. El anís se usa como correctivo de muchas preparaciones; en Alemania incluso en la elaboración del pan.
    Licor de anís: semillas troceadas, 40 g; canela, 1 g; azúcar, 500 g; alcohol de 90°, un litro; agua, un litro. Se hace macerar 5 ó 6 semanas. Se filtra.
    Agua dentífrica de Botot: anís, 30 g; canela, 8 g; clavo, 8 g; esencia de menta, 2 g. Se deja macerar durante 8 días en 750 g de alcohol. Se filtra. Se añade tintura de ámbar, 1 g. Para usarla, se ponen unas gotas en agua, tanto para desinfectar la boca como para tonificar las encías.

    Altea o Malvavisco de la familia de las Malváceas

    Planta herbácea perenne, recubierta de un bello color ceniza corto y fijo. Tiene el tallo erecto, hojas semejantes a las de la vid pero más pequeñas, flores de color rosa claro que despuntan en la inserción de las hojas al tallo de mayo a septiembre. Crece en lugares húmedos y pantanosos de toda la Península Ibérica, y se cultiva en los jardines como hierba medicinal. Más que las flores se usan las hojas (julio-agosto), y particularmente las raíces, que se recolectan de octubre a marzo. Se descortezan, se cortan a pe-dacitos, se desecan al horno. La altea es una planta muy usada en medicina popular por su acción emoliente, calmante, expectorante, diurética. Se emplea por lo tanto para combatir las inflamaciones de la boca, de la garganta, de la piel, así como las intestinales (enteritis, diarrea, disentería). En las afecciones de la garganta y de las vías respiratorias se usa en forma de gargarismos o de bebida. Los emplastos de hojas se usan para aplicaciones locales, en las inflamaciones cutáneas y en los abscesos.  Decocción: 5 g de raíz, 120 de agua. Hervir hasta reducir a 100 g. Después filtrar.