Posts Tagged remedios para la gota

    Tratamientos con hierbas para la gota

    Tratamientos con hierbas para la gota

    Gota:
    Tratamiento con hierbas:

    La gota recibe los nombres de “enfermedad de los reyes” y “la reina de las enfermedades” (porque, a diferencia de las clases sociales más postergadas, los nobles consumían elevadas cantidades de carne roja); y, si bien no se sabe con exactitud por qué es más frecuente en los hombres, la realidad es que esta patología es veinte veces más habitual en los varones que en las mujeres. Otro dato es que, en la mayoría de los casos, aparece entre los cuarenta y sesenta años, aunque también puede presentarse en hombres de menor edad.
    Según los especialistas, existe una conexión importante entre la aparición de la gota y el padecimiento de hipertensión, obesidad, diabetes e hiperlipidemia (niveles elevados de grasa en la sangre), dado que estas patologías están consideradas como factores de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad y, a su vez, suelen ser más frecuentes en los varones.

    QUE ES Y COMO SE DESARROLLA:
    La gota es una inflamación de las articulaciones, que aparece como consecuencia de un acumulamiento excesivo de ácido úrico (producto metabólico terminal de la pu-rina) en la sangre. Esta enfermedad suele ser repentina y muy dolorosa. Existen tres causas por las cuales se produce el incremento del ácido úrico:
    1 – Aumento de purina (generadora del ácido úrico).
    2- Deficiente funcionamiento de los ríñones, lo cual produce una menor eliminación del ácido úrico.
    3- Consumo de determinados alimentos, los cuales se convierten en ácido úrico al ingresar en el organismo.
    Se deben eliminar de la dieta: bebidas alcohólicas y café, carnes grasas y, en especial, visceras (molleja, hígado…), caldos ricos en lípidos y sardinas. Por otro lado, los siguientes alimentos pueden ingerirse moderadamente: pescado en general, pollo y ciertos vegetales (haba, espárrago, espinaca, coliflor y lenteja).

    PLANTAS SANADORAS:
    Como primera medida, es importante cambiar los hábitos alimentarios incorporando una dieta rica en vegetales (con excepción de las verduras mencionadas), frutos secos, leche, queso y huevo.
    Por otro lado, el uso de hierbas medicinales es una alternativa efectiva, ya que ayuda a mejorar la patología e, incluso, a reducir el riesgo de su aparición. Se recomiendan aquellas plantas medicinales que ejercen una acción depurativa.