Arcilla

La acción batiente que lleva a cabo la lluvia; el pisoteo provocado por el paso de máquinas y, en menor medida, de animales y de hombres; el reblandecimiento de la arcilla debido al estancamiento de las aguas o a una humedad excesiva del suelo; las labores efectuadas en un momento erróneo, como cuando, por ejemplo, el terreno está demasiado húmedo con el consiguiente embarrado; o bien cuando está demasiado seco, con la consiguiente pulverización.

Comments (1)

toshiooctubre 17th, 2010 at 23:26

no me interesa

Dejar un comentario

Tu comentario