Flores y plantas vivaces para el jardin

Reserva un rincón para las vivaces
Un buen truco para que tu jardín cambie de aspecto y, mejor aún, mejore año tras año al debutar ante tus ojos con flores, follajes y formas nuevas, es recurrir a la plantación o siembra de especies vivaces. Las dos cosas son válidas: planta en ese rincón trasero algo olvidado por ser la salida de la cocina una buena asociación de ejemplares perennes. En la fotografía puedes admirar cerastios (Cerastium tomentosum), miosotis (Myosotis sylvatica), crisantemos (Chrysanthemum morifolium), salvias (Salvia superba) e incluso bulbosas como gladiolos (Gladiolus hortulanus) y montbretias (Crocosmia crocosmiiflora). También puedes sembrar sobres de semillas variadas que el mercado pone a tu disposición así preparadas. Sólo tienes que dejar el terreno bien rastrillado tras una cava y generosa aportación de mantillo de hojas. Extiende las semillas a voleo sobre el suelo, bien distantes unas de otras para no tener que aclarar tras la germinación.

Dejar un comentario

Tu comentario